Recordando una charla hace casi 25 años en el dpto de un amigo en Buenos Aires, un poco premonitoria sobre las formas futuras de acceder a contenido MEDIA o solo una buena observación sobre lo que deparaba el acceso a información en servidores remotos desde el living de la casa desde una mirada del año `95. (No existían los reproductores*.mp4 como dispositivo)

La tecnología fue pensada para provocar cambios de status. Sean estos de mejoramientos en maquinarias para provocar saltos cualitativos. (El mercado se alimenta y regenera con estos patrones que se ensamblan reproduciendo espirales)

En nuestro tiempo lineal la tecnología converge en su adaptación entre un marco de lo posible y una realidad no disruptiva. Un tiempo analógico en un universo analógico.

La introducción de las herramientas de circulación digitales están provocando un cambio en la forma de percepción del tiempo y en las pautas o formas de consumo de audiovisual de una franja de la comunidad como es la Plataforma de streaming NETFLIX (servicio pago, donde por ahora mis amigos comparten claves).

No conozco un crack de este sistema, pero por ahora solo se puede evitar el algoritmo para poder acceder al menú raíz con todas las categorías de la plataforma.

Un poco de Historia

La posibilidad de navegación punto por punto en una línea de tiempo del catálogo de series. Una pauta de consumo que viene creciendo desde los viejos playlist de Youtube en su vieja forma de video blog en el año 2005. Con una Internet con mayores opciones de contenido, nuevas plataformas, servidores y tasas altas de transferencia.

Es esos años este planteo era una buena idea, en un mercado audiovisual desarrollado por el servicio de cable operadores, venta / aquiler de dvd / VHS o clásicas salas de Cine (comenzaban a construirse las microsalas). Todo lo que hoy conocemos como pauta de acceso a contenido, en esos años estaba en desarrollo.

La transformación que se fue dando es otra nota aparte, pero sucedió un largo camino hasta poder acceder a contenido en la web vía smartphone / pc / consolas / Smart tv, en cualquier lugar, en cualquier momento, cuando uno lo disponga (teniendo pago el servicio, o con acceso a wi-fi).

Esta posibilidad de nuevas experiencias en la línea de tiempo a partir de una herramienta que lo posibilita mediante la manipulación de un código es un argumento parecido al de la serie DARK de NETFLIX. Solo que en un tono más oscuro y no tan cándido.

Sobre la Serie

Una herramienta introducida en la trama provoca el mismo efecto de disrrupción en una experiencia lineal del tiempo. Esta abre un portal que conecta ciclos de 33 años en un mismo pueblo llamado “Winden”. Inspirado en “Winden im Elztal” ubicado en Baden-Wurttemberg, Alemania. Un bosque tenebroso y una central nuclear se convierten en el escenario de un secreto oscuro que todos saben, pero hasta ahora no pueden resolver. Como finalizar el inicio de estos saltos en el tiempo.

Un suceso dentro de la planta nuclear, en un contexto de cierres programados de plantas nucleares en Europa luego de Chernobil y una máquina hecha por encargo son dos elementos que permiten un salto en el tiempo y acceder a líneas temporales distintas, en las cuales los personajes principales intervienen generando nuevas relaciones lógicas entre los personajes y sus “dimensiones” naturales o estables generando paradojas durante todas sus intervenciones. De ahí lo interesante de develar.

Estos portales operan sobre un código por ahora inviolable para nuestra experiencia. Esto solo puede suceder en libros de ciencia ficción en el argumento de poder provocan una energía suficiente para generar un microagujero negro, para que colapse la gravedad del espacio y la masa pueda viajar en el tiempo. Sería mi explicación básica de como hace un triple de miga de tomate y huevo duro con física cuántica…y no se hacer triples de miga.

Una serie de maratones de verano y ventilador, como se acostumbra. Un loop desde las 22 horas. Dos temporadas y un final épico. Un misterio con finales abiertos que utiliza con mucha calidad todos los recursos del lenguaje.

“Nuestras ciudades de luces que zumban en el código digital no son una afrenta al mundo natural, sino una expresión profundamente profunda del mismo.

Así como todo lo que aparece en la pantalla de su computadora emerge del procesamiento del código binario, así todo en este universo emerge del Código en el terreno de nuestra realidad.

Y es ‘su’ código…”

Teoría de la información (Código Binario)
Árbol genealógico que hay que saber construir…

Deja un comentario