en ,

Me encanta

“JSRN: MÁS QUE VERDE, TODO COLOR DE ROSAS”

Lejos quedaron las legislativas del 2017 que posicionaban a Martín Soria firmemente con vistas a la gobernación de Río Negro. Las excelentes elecciones que llevo a cabo María Emilia suponían para el FPV un paso adelante en ese camino. Sin embargo, el pasar del tiempo no edificó la candidatura del Presidente del PJ rionegrino, por el contrario la fue erosionando. Acercar a Magdalena Odarda no fue un acierto, sin territorio propio y con votantes fluctuantes, lo único tangible que les dejó la Senadora fue la bancada de su hijo en la legislatura.

La telenovela de Alberto Weretilneck y la justicia no fue en vano, fue metódica, permitió al Gobernador mientras contaba con la posibilidad de participar de los comicios posicionar al partido provincial a través de su nombre por encima de todos, pero una vez caída la posibilidad legal de presentarse, proyectar como candidato a un equipo con él fuera de la lista, pero presente como líder del partido.

En tiempos donde el convencimiento político no gana por las ideas sino por las necesidades, durante el año y medio entre las legislativas y los comicios de ayer, el Gobernador se encargó de tirar redes en toda la provincia y así fue ganando adhesiones con el uso del aparato del Estado como herramienta. Una metodología que Alberto supo aprovechar con creces.

Con casi el 75% de concurrencia a las urnas, la ignota candidata de JSRN obtuvo el 52% de los votos. Rio Negro vuelve a legitimar su posición en paridad de género dando un nuevo paso, el que faltaba, tendrá por primera vez una gobernadora. 

Arabela Carreras obtuvo más del 50 % de los votos por sobre un 35 % de Martín  Soria en una elección que como se anticipaba estaba polarizada, tan polarizada que en la legislatura, casi en su totalidad, habrá representantes de JSRN y el FPV. Lorena Matzen desde la alianza Cambiemos estuvo lejos de los dos dígitos en una floja elección que seguro tiene en su análisis interno la falta de apoyo de los comités locales de la UCR y la negativa percepción que se tiene de la alianza que dirige el país. Como se preveía, el desmembramiento de los partidos de izquierda y la falta de unidad dividió ese 5% que suele alcanzar históricamente la izquierda en la provincia.

De las cuatro ciudades con mayor cantidad de votantes el candidato del peronismo solo ganó en su ciudad Gral Roca, sin embargo, con una diferencia de diez puntos menos en comparación con las elecciones del 2015. La jugada de JSRN de sumar un roquense como Alejandro Palmieri en la fórmula tuvo que ver en esto también. Era el espacio que le faltaba cubrir a Juntos, y lo hizo.

En la capital, un espacio donde Juntos se mueve hace ocho años la brecha fue enorme 60% frente a un 25% del FPV. En Cipolletti, origen del oficialismo, lo triplicó 64% sobre un 21%. Y en la ciudad de donde es oriunda la n ueva Gobernadora, Bariloche, el margen fue menor pero mantuvo la tendencia 46% sobre 34%. Los números hablan por sí solos.

Si leemos por departamento, en el Valle Inferior el partido provincial marcó una gran diferencia, doblegó la cantidad de votos frente al PJ (58% sobre 27%). Siendo este un buen dato ilustrativo de una tendencia que se manejó en toda la provincia, en la zona Andina JSRN se mantuvo 12 puntos por encima del PJ al igual que en la Zona Atlántica, en el total del Alto Valle la diferencia fue de 14 puntos, al igual que en la Línea Sur y el Valle Medio. Una verdadera paliza electoral que en la previa no se esperaba.

El PJ provincial, deberá debatir puertas adentro la reestructuración del partido, la lucha de poderes resquebraja la unidad. Buscar la voz de mando que baje la línea desde el cuartel y reordene el rebaño para que no se disperse, ese debería ser el objetivo de cara a lo que viene. Otro reflejo de como lo que ocurre a nivel nacional también lo absorbe la provincia, el peronismo siempre necesito una voz de mando, una sola, y hoy no la tiene.

Para el oficialismo: Un mandato más (el 3ro consecutivo), la consolidación del partido provincial (posiblemente 28 bancas en la legislatura), la imagen y figura de Alberto Werertilneck afianzada como líder en la provincia y la llegada por primera vez de una mujer a la gobernación rionegrina es lo que le dejan estas elecciones.

Más que verde, todo color de rosas.

Fuente: https://www.datosoficiales.com
Análisis realizado con el 90% de las mesas escrutadas.

Emiliano Piccinini

Por Emiliano Piccinini

Periodista - Comunicador - Docente - Redactor y Editor de LaTapa - Reginense - Patagónico

Gran venta de Pollos

L’AMARILLA INSINUACIÓN