Libro: «Las primas» de Aurora Venturini

Libro: «Las primas» de Aurora Venturini

El 4 de diciembre de 2007, el jurado integrado por Juan Ignacio Boido, Juan Forn, Rodrigo Fresán, Alan Pauls, Sandra Russo; Guillermo Saccomano y Juan Sasturain otorgó el Premio Novela de Página/12 a Las primas que se presentó bajo el seudónimo de Beatriz Portinari.

 La noche de la entrega del premio, Aurora Venturini abrió su discurso con las siguientes palabras:

“Por fin un jurado honesto”

Esta edición de Tusquets viene prologada por Mariana Enriquez. Esta escritora destaca la originalidad de la novela empleando diferentes adjetivos, entre ellos: excéntrica, genial, arriesgada, radical, pesimista y brutal. Que el prólogo de una obra esté endulzado con estas palabras y que quien las haya manifestado sea una autora reconocida, termina convirtiendo el libro en una tentación impostergable.

Las primas es una historia, de mujeres y familia, marcada por la desgracia y la muerte. Las protagonistas centrales son cuatro primas atravesadas por la minusvalía.

Yuna, la narradora, tiene falencias mentales leves y su gran incomodidad se refleja en el lenguaje. Su hermana, Betina, padece problemas cognitivos y físicos severos. Mira pasar sus días desde una silla de ruedas y necesita asistencia permanente. Las primas de Yuna adolecen enfermedades degenerativas: Carina sufre por sus seis dedos en cada pie y Petra se amarga a diario debido a su enanismo.

El empleo de una voz narradora con capacidades diferentes no es un recurso frecuente en la literatura, pero tampoco podemos otorgarle autoría exclusiva a Venturini en esta idea. El concepto fue usado por William Faulkner en El ruido y la furia y hace poco Cristina Morales lo exploró en su novela Lectura fácil. Si bien cada autor/a se valió de la percepción de un narrador con capacidades diferentes, estos libros tuvieron la misma suerte: quedaron marcados como obras capitales dentro de la producción literaria de estos escritores.

La historia está ambientada en los años 40 en la ciudad de La Plata. Yuna López, con la llegada de la fama Yuna Riglos, vio frustrada su educación formal por culpa de sus condiciones intelectuales. Bajo estas condiciones su realización emocional encuentra vías de escape en la pintura.

Un profesor-tutor le facilita el ingreso al Instituto de Bellas Artes cuando percibe que su pupila tiene condiciones genuinas en la expresión artística. El entorno de Yuna descree de estas capacidades o, a lo mejor, no pueden decodificar sus pinturas:

“El profesor dijo que yo no era una tarada, sino una artista plástica ensimismada”. (pág. 31)

La evolución artística de la protagonista viene acompañada por el dinero y el reconocimiento del mundo del arte. Mientras todo esto sucede, en paralelo, la muerte camina en silencio y de a poco comienza a cobrarse vidas en el círculo familiar de Yuna.

Si bien el luto continuado deteriora su entorno, también funciona como ayuda en el pulido de su técnica:

“Una enorme melancolía invadió mis pinturas y las valorizó porque la gente al verse reflejada en la pena puede consolarse algo”. (pág. 211)

En el proceso de emancipación Yuna se aferra a su prima Petra. Juntas alquilan un departamento y deciden salir al mundo sin miedo a los tropiezos y a la discriminación social reinante:

“Pero todo pasa en este mundo inmundo. Por eso no es lógico afligirse demasiado por nada ni por nadie. A veces pienso que somos un sueño o una pesadilla cumplida día a día que en cualquier momento ya no será, ya no aparecerá en la pantalla del alma para atormentarnos”. (pág. 16)

Esta relación de cuidado recíproco entre primas se construye con pactos de silencio y fuertes normas de convivencia. Yuna con la venta de sus pinturas y Petra desempeñándose en “el oficio más viejo del mundo” arman una caja común en busca de la independencia financiera definitiva.

«Las amigas» puede leerse como una continuidad de «Las primas«, ya que la protagonista reaparece con casi ochenta años de edad

Cuando un libro está bien escrito puede ser abordado a través de múltiples claves de lectura. Dejamos algunas llaves de acceso que pueden llegar a orientar un análisis más profundo:

*El arte como terapia

*La liberación multidimesional

*Vulnerabilidad, abuso y aborto clandestino

*Nominalización sarcástica

*El deleite por el humor negro

*La oscuridad en la caracterización de ambientes y personajes

Las primas es una oportunidad que nos brinda la buena literatura con la cual podemos revisar nuestro mundo interior, ahumar ciertos prejuicios para luego salir a percibir nuestro entorno desde una óptica alternativa.

Aurora Venturini (1921-2015) novelista, cuentista, poeta, traductora, docente y ensayista argentina. Se graduó en Filosofía y en Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional de La Plata. Escribió más de cuarenta libros.

Venturini, Aurora

Las primas

Buenos Aires, reedición noviembre 2020

Tusquets Editores S.A.

216 páginas

0

No hay comentarios

Todavía No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *