Hace un rato me enteré que era el cumple de Charly, si hubiera sabido antes tal vez preparaba algo especial para este programa pero no. ¡Soy tan malo con las efemérides! Me cuesta mucho, muchísimo acordarme fechas. Tengo cierta resistencia, debo reconocer. Suelo evadir hasta los mismísimos cumpleaños de gente que adoro. Eso es muy feo y me hace sentir culpable. Aprovecho para pedir disculpas públicamente.

📅

Ir a descargar

¿Será producto del egoísmo (no me contesten) o simple rebeldía contra las convenciones temporales? Tampoco es que soy Marty Mc Fly, preferiría rebelarme contra cosas más importantes. Como por ejemplo los cursos de coaching y liderazgo o las películas traducidas sin subtítulos. Situaciones verdaderamente denigrantes para todes.

📅

Capaz sea momento de implementar una agenda aunque es probable que luego me olvide de chequearla. La tecnología avanza sin respiro pero yo puse un pizarrón al lado de la compu, del análogico, con tizas y borrador. Concentrar toda esa data en el celular me parece una mala idea, ya nos controla lo suficiente como para encima delegarle el recordatorio de nuestros compromisos. Un poco más y me reclama la escritura de la casa. No es cuestión.

📅

Días de. Cumpleañitos. Conmemoraciones. “A tantos años de su nacimiento” o “a tantos de su muerte”. Me abruma. Sí, soy un egoísta de porquería. Anhelo recordar cuando me acuerdo y no cuando me avisan que tengo que hacerlo. Ya está, lo dije. En una de esas, ojalá, sucede que recuerdo todo. Lo propio y ajeno.

📅

Estamos Imaginando Buenas, programa #34

Deja un comentario