CARTA DE UNA MÉDICA

…A FAMILIARES DE ENFERMOS QUE HOY ESTÁN SUFRIENDO. (no somos HÉROES) No, no somos HÉROES, tampoco lo son los POLÍTICOS, tampoco lo eres TÚ. ..


La salud es el resultado de un gran aporte de naturaleza, ciencia y la misma vida vivida a lo largo de los años. Y cuando nombro las últimas dos me refiero a los científicos, los filósofos, los economistas, los antropólogos, los nutricionistas, los enfermeros, los camilleros, los cocineros, los verduleros, los locos, los aventureros, los enfermos, los muertos, los sanos y seguiría incontablemene…. en fin todos ellos y ellas con sus errores y aciertos, sus vivencias. Pero no es por ello que me disgusta que mal-utilicemos la palabra héroes sino por la confusa y tirana intención que nos lleva la mal contada historia cuando demuestra que donde hay héroes significa que hay villanos.

Buscar héroes, significa indirectamente buscar villanos (tanto afuera como en nuestro interior)

Y necesito transmitir algo… Quizás más allá de las medidas estrictas cumplidas, más allá de la ciencia tan capacitada, más allá de toda la experiencia acumulada y los millones de protocolos cumplidos, la naturaleza puede contra todo pronóstico tocar el timbre, la puerta o incluso entrar por las ventanas de tu casa disfrazada de un VIRUS rompiendo con todo lo que era seguro y probable.

Todos lo héroes se pueden desvanecer en un segundo y aparecerán los villanos, incluso vos mismo te vas a etiquetar de ASESINO. El miedo, los medios de comunicación, las acusaciones sociales, el sistema de salud, los vecinos y los políticos a los que tanto prestaste atención, puede volverse en tu contra y pueden atacar con miradas acusadoras, haciéndote olvidar quién sos. Quizás vos también los ataques con la misma mirada y descargues toda tu frustración en ellos. Ahí aparece el olvido, el desconcierto, la desconexión y la separación.

Olvidando que sos parte de un poder natura y que sin agua, sin sol, sin tierra y sin aire no podías vivir, ni tampoco tu familia. Olvidando que sos parte de un sistema el cual se encargó de llevarte ese aire (respiradores), esa tierra (viveros), ese agua (redes potabilizadoras) y ese sol (luz artificial) donde la sabiduría cósmica se oponía pero la civilización quiso conquistar, creando nuevas maneras de trabajo y de sustento del cual fuiste parte, arte y dependiente. Olvidando que sos parte de un todo que nunca pudo separarse de las intensas decisiones de la gran madre. Y ahí es donde quiero llegar…

Cuando la naturaleza decide, la naturaleza transforma. Cuando transforma hay algo que ella quiere cambiar. Ella te lo dice, te advierte, te transmite. Al principio no la vas a escuchar porque la palabra ASESINO te está pegando muy fuerte en éste gran cuento de héroes y villanos que los medios de comunicación te relatan antes de ir a dormir (si es que se puede) como si fuera el ARRORRÓ… Si la naturaleza no responde a nuestros aciertos como siempre esperamos, muchísimo menos lo hará con nuestros desaciertos.

Si atendemos solo los “contables” (desconocidos) enfermos de covid 19 estaremos desatendiendo los incontables recuperados, asintomáticos o aquellos que incluso jamás se enfermaron (que mucho también pueden aportar). Si atendemos los “contables” héroes de los cuentos estaremos desatendiendo los incontables verdaderos contribuyentes a la salud. Si atendemos los “contables” villanos estaremos desatendiendo los incontables procesos y causas (multifactores) de lo que significa morir. Y eso es quizás lo que ella (naturaleza) nos intenta mostrar: “contabilizar” no significa controlar, controlar no significa acertar.
Desatender las innumerables experiencias vividas que nos dio la natura para demostrarnos lo difícil que es acertar es sinónimo de desatender los malos jueces que somos cuando tildamos de asesinos a indefensos y desarmados seres vivientes en las tempestades de la vida cuando de enfermedades se trata.

Acá no hay héroes ni villanos, culpables o víctimas, salvadores o asesinos, acá hay una SABIA MADRE que incluso a través de la muerte, está tratando de transmitir los importantes secretos de su gran vitalidad, fuerza y capacidad (difícilmente manejable). Incluso cuando el hombre, a través de la ciencia y la experiencia, trata de controlarlo todo de manera arrogante, siendo incapaz de admitir cierta ignorancia e incertidumbre de esos susesos, buscando a través de culpables y asesinos tapar los desaciertos tan propios de la vida.

La incertidumbre es parte de lo cotidiano, equivocarse es también vivir, no te creas el cuento, no fuiste un HEROE, menos ahora sos un VILLANO, no existe TANTO PODER, sentite parte de ésta gran vida, respirala y aprendé a escucharte, la naturaleza a través de ti quiere rugir algo.

1 Comentario

  1. Excelentes notas referidas a la caravana del agro y deja vu, Celebro la claridad, precisión y objetiviad en el análisis de ambos temas. Muchas gracias, se siente un soplo de aire fresco entre tanto medio contaminado….

Deja un comentario