en ,

REFUGIOS Y SENDEROS PATAGÓNICOS

Un destino de 4 estaciones

La zona de la cordillera en la provincia de Río Negro es uno de los mayores atractivos turísticos que todos los años concentra uno de los mayores afluentes de viajeros no sólo de nuestro país, sino que es un destino internacional, que además de su belleza y sus imponentes paisajes tiene un atractivo extra para los viajeros como lo es la Ruta 40.

La localidad de El Bolsón esta ubicada al sur de Bariloche y entre sus atractivos locales y fiestas es uno de los destinos de montaña mas visitados en la provincia de Río Negro. Los senderos y refugios a los cuales se accede desde esta ciudad son numerosos y tienen distintos grados de dificultad.

El sendero que se ubica bien al norte de esta ciudad se llama «Encanto Blanco» y está a la orilla del río que lleva su mismo nombre y tiene como destino final un refugio de dos pisos, muy bonito y rústico. Fabricado a «hachuela», como se hacía todo hace más de 60 años.

Entrada al campo de los «Tillería» principio del sendero al refugio «Encanto Blanco»

El comienzo del recorrido es una pradera suave a abierta con el cerro Perito Moreno y Dedo Gordo de fondo. Una pendiente suave con descansos intercalados para tomar un poco de aire e hidratarse con agua de deshielo.

Pasarela Arroyo Encanto Blanco

Luego de una hora y media se llega a un lugar donde puede sentarse a admirar la belleza del arroyo «Encanto Blanco» para recargar energías. Hasta este lugar es la instancia más dura de todo el sendero que uno recorre entre lengas y cañas cohiues.

«Refugio Encanto Blanco» desde la tranquera

Luego de un promedio de 3 horas de caminata desde el punto de partida se llega a la tranquera del refugio. Un claro con zonas de acampe y fogatas. Se registra en el refugio y se lee un manual obligado en el cual se explica las reglas para manejarse en este lugar totalmente natural.

Con Bruno, el refugiero de Encanto Blanco

Su pueden encontrar con «Bruno» refugiero de «Encanto Blanco», él hace un pan casero y una pizzas de verduras de lo más sabrosas. Bruno es fanático de la pesca, así que si llevan una caña les puede indicar una zona de posones donde nadan y se alimentan las truchas arco iris sembradas en el arroyo.

Cerveza Artesanal de Refugio

En general todos los refugios producen su propia cerveza, así que les recomiendo no cargar bebidas en la mochila ya que es un peso extra y pueden tomar una rica cerveza en uno de los lugares más lindos del planeta. Todo un lujo.

Truchas Arco Iris

Pueden llevar un equipo de pesca liviano y con una mosca pueden pasar la tarde entera pescando en los posones que están a escasos cien metros del refugio. Se recomienda devolución ya que son piezas muy pequeñas.

Río Encanto Blanco (Cerro Tábanos al fondo)
  • Para llegar se toma el colectivo desde la plaza principal de El Bolsón. tiene 30 minutos de recorrido y se baja en la tranquera del campo de «Los Tillería», familia que tiene su emprendimiento con ganado lanar y vacuno.
  • Es un sendero de dificultad baja.
  • Tiempo de recorrido: 3 horas y media.
  • No llevar equipaje en exceso. Una muda de remera seca y cambio de ropa interior.
  • El refugio cuenta con ducha caliente (totalmente recomendable luego de una caminata).
  • Se puede pernoctar dentro del refugio por un precio muy módico o acampar en un parque muy bien mantenido.
  • Es necesario registrarte, previo a realizar el ascenso, en la Oficina de Informes de Montaña, ubicada en Av. San Martín y Guasco. En esta oficina también podes asesorarte sobre las condiciones climáticas ya que algunos senderos se cierran por alertas meteorológicas y todos tienen un horario límite para ser iniciados.

https://latapa.com.ar/ruta-40-patagonica/

Comentarios

Deja un comentario

Cargando…

Comentarios

0 comentarios

Esteban Vazquez

Por Esteban Vazquez

Realizador Audiovisual - Fotógrafo - Editor de Video - Editor en #LaTapa
Nací en Villa Regina. Me formé en La ciudad de La Plata estudiando Licenciatura en Realización de Cine, Video y Televisión.

¿NOS OLVIDAMOS DEL OLVIDO?

FASTFASHION: ECUACIÓN PERFECTA… ¿PARA QUIÉN?