Cuando creíamos que la película había terminado con el rechazo al veto del Ejecutivo Municipal por parte del Concejo Deliberante, el intendente en comunicación con radio FM Luz se despacha diciendo “En definitiva entra en vigencia pero no entra en vigencia porque no hay nadie que controle”.

 A esa declaración hay que ligarla inmediatamente a lo que dice el Art. 1 de dicha ordenanza  y dejamos al descubierto el destino de este veloz rodaje. Facultase al Ejecutivo Municipal a requerir la colaboración de la Policía de RN por intermedio del Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia,  y en consecuencia celebrar el correspondiente convenio para realizar el control de las personas que circulan por la vía pública a los fines dispuestos por el Art 1 del proyecto de ordenanza 15/20”.

 La ordenanza y su respectivo tratamiento terminaron por ser una película de comedia “slapstick”, el clásico formato inglés. Una bufonada.

°°°

 Como conclusión (si es que la tiene), la ordenanza de la discordia entraría en vigencia el 1ro de mayo pero no entraría en vigencia porque no hay nadie que controle, el intendente no tiene intenciones de requerir que así sea y dejó en claro en más de una oportunidad que es de difícil aplicación.

 El tiempo y las energías mal gastadas no se recuperan. La ciudad necesita que el foco y el trabajo de los que dirigen estén en otro lugar. ¿Dónde? en cuestiones ligadas a la salud local y las consecuencias económicas de la pandemia en los sectores más vulnerables. No es el momento de imponer medidas innecesarias, prohibitivas, inaplicables, contradictorias y de tratamiento (una y otra vez) absurdamente apresurado.

 ¿Sesionar a menos de 24hs del veto del ejecutivo para aprobar una ley dentro del marco del asilamiento el mismo día que el presidente de la Nación se va a expresar sobre la siguiente fase de la cuarentena?

 Si el corazón de la ordenanza es bajar la circulación en la vía pública ¿Por qué coartar derechos que siguen machacando sobre los menos visibles, los más desprotegidos?. Si se puede ejercer primero el control en la circulación, principalmente vehicular en las arterias principales y entradas a la ciudad; luego hacer un análisis y actuar en función de esos resultados en vez de imponer una norma que no tiene sustento real anclado en nuestra ciudad.

En Regina hubo poco control hasta el momento, pero es algo que sí se puede aplicar. De hecho previo a la pandemia, los controles de tránsito con fines recaudatorios eran casi un exceso.

°°°

 El mal tratamiento al proyecto del bloque de JSRN dentro del CD y a su vez puertas adentro del partido, con 3 de sus 4 ediles votando en contra del veto de su intendente hicieron mucho ruido en un momento donde debiera primar la tranquilidad para así tomar las mejores decisiones. El mensaje de hoy en el mundo frente a la pandemia es de unidad. Sus acciones mostraron otra cara.  

 Lo que nos dejó el tratamiento del proyecto?

  1. Para qué sirvió todo esta peli? Para exponer al oficialismo local en el momento menos adecuado. Rupturas y falta de consenso interno.
  2. Le sirve a la sociedad la ordenanza? NO. Con control vehicular alcanza para bajar la circulación. Y nuestro foco de contagio está siendo en las instituciones de salud.
  3. Por qué el bloque oficialista no fue funcional al ejecutivo? Por lucha de egos.
  4. Existe otra posibilidad? Siempre. Negociados entre bloques. El famoso dame que te doy.
  5. Bancó la parada la concejal reginense más joven? Si. Tuvo cordura y firmeza en su análisis, que luego fue sostenido mediante la decisión del intendente.
  6. Y los comerciantes? Pierden otra vez. Especialmente los pequeños. Abajo por goloeada.
  7. Cómo queda parado Marcelo Orazi? Mal, si bien el veto mostró fortaleza ya que 3 de sus concejales la habían aprobado y no dudo en sostener la idea que tuvo desde un comienzo (“no resulta de fácil aplicación y control” dijo hace 7 días), el rechazo de su bloque al veto lo expone frente a la sociedad.
  8. Quién manda entonces? No es comparativo, más bien el punto está en los procesos. Los organismos unicamerales brindan la posibilidad tanto de sancionar leyes beneficiosas para la sociedad como de conceder deseos políticos personales que pueden estar atados a un sinfín de sensaciones, como es este caso.
  9. Quién ganó ayer? El bloque opositor, claro. Se aprobó su proyecto inaplicable y resquebrajo bases del otro lado.
  10. Y entonces en qué quedamos? En que Villa Regina hoy cuenta con una sola anestesista para toda la ciudad que deberá hacer guardias de 24×7 ¿Por cuántos días?. Un solo profesional para una tarea más esencial que nunca frente a más de 40 mil personas.

Entonces me pregunto, y te pregunto. En este contexto ¿Tan necesario era darle tanta rosca a una ordenanza innecesaria?.

Portada: Germán Busin

Deja un comentario