fbpx
Ahora leyendo
PAN DE ÑAME

Saludos, mi nombre es Vic Moss y los saludo nuevamente en este fabuloso viaje por Sud América, recorriendo este paisaje de colores y vida. Esta vez los saludos desde Santa Catarina, estado del sur de Brasil, conociendo sus sierras, encantadas, formadas de cañones de piedra, de formas variadas, de águilas, cóndores y guardianes de la tierra, voy escribiendo cada sabor porque de esta manera siento que le doy homenaje al alimento que se me va presentando.

Pedra Furada, Urubici, Santa Catarina, Brasil.


En esta zona de Brasil hay abundancia de tierras en producción, así como en mi amada Patagonia Argentina. Hay producción de manzanas, peras, piñones, fisalis, duraznos, tomates, brócolis , coliflores, repollos, cebollas, frutas finas y tubérculos. Entre otros.

Me quería detener en estos últimos. Los tubérculos. Para los que no saben que son los tubérculos, es una clasificación que se les da a las verduras que crecen debajo de la tierra como raíz de determinadas plantas, como por ejemplo la papa, la batata, la remolacha, la mandioca, etc.

Distintos tipos de tubérculos. Cualquier variedad es apto para esta receta!!!


Los tubérculos de esta zona me sorprende la variedad que hay. Tan nobles y versátiles. Me emociona ver sus formas, sus colores, sus texturas y sobre todo su manera de crecer y reproducirse. Ellos se mantienen debajo de la tierra, en la oscuridad misma. Necesitan de una tierra aireada, de agua, de nutrientes y de una humedad sutil.

Crecen protegidas por sus pieles y se van reproduciendo generando grandes familias entrelazadas. De a poco va saliendo a la luz su follaje tan variado como la cantidad de raíces que hay, solo para mostrar que ahí están y florecer para anunciar que ya es época de cosecha. El más conocido y usado en el mundo entero es la papa, que junto al maíz, creo yo, son los alimentos más antiguos y sagrados de esta tierra.


Pero vamos al grano o mejor dicho vamos a la raíz de esta nota el Ñame.


En argentina no sé si es tan conocido. Su origen es africano, de ahí su nombre Nyami que significa «para comer». Yo lo conocí hace poco (y eso que tiene más de 10 mil años) y ya me ha dejado hacer de él preparaciones tanto dulces como saladas.Su cascara es bien rígida, áspera parecida a la de la mandioca pero no tan dura y su carne es bien blanca, aunque existen otras variedades que cambian su color.

Se suele usar en sopas porque aportan cremosidad, complementada con la remolacha y un buen curry dan como resultado una de mis sopas favoritas. Se puede cocinar al vapor, al horno y fritas. El puré de Ñame es exquisito. También se puede usar como relleno de tortas endulzado con miel o azúcar y alguna fruta o mermelada. En este caso vamos a hacer juntos un rico pan de molde sin gluten que una hermosa amiga maestra me ha enseñado.

Particularmente después de hacer este pan lo corte y lo tosté en el horno con aceite de ajo e hice unas brusquetas increíbles! Aptas para cualquier momento del día.

Brusquetas para combinar con lo que quieras

En fin acá les dejo la receta:
600 gr de puré de ñame
2 huevos
1 taza de aceite
Sal c/n
2 1/2 tazas de harina pre mezcla sin gluten
1/2 taza de harina de lino
15 a 20 gr de levadura fresca
Agua c/n

Te puede interesar

Procedimiento:
*Pelamos y cocinamos el ñame al vapor hasta que se cocine y hacemos un puré. (lo interesante es que si no consiguen ñame pueden hacerlo con cualquier tubérculo)
*Activamos la levadura con un poquito de agua tibia y una pizca de azúcar. *En una licuadora mezclamos el puré con los huevos, el aceite, la sal y la levadura. *Por otro lado mezclamos la harina con la media taza de harina de lino ( si no la consiguen simplemente procesan el lino y así obtienen la harina). *Juntan las dos preparaciones. Debe quedar una masa semi liquida sin grumos, bien lisa. Si ven que hace falta un poco de agua le agregan. *Opcional: para este pan es agregarle cualquier saborizante que quieras, por ejemplo; orégano, albahaca, ajo, semillas de chía, girasol, lo que más te guste.

Una vez lista la masa la colocas en una budinera aceitada y dejas tapada con film cerca del horno encendido por lo menos 30 minutos para que leude. Cuando colocas la masa en el molde no tiene que llegar hasta arriba porque va a doblar su volumen. Pasados los 30 minutos mínimo lo pones en el horno medio durante 40 minutos aproximadamente. Tenes que pinchar con un palito o un cuchillo como cuando cocinas un bizcochuelo y tiene que salir seco. Dejas enfriar y desmoldas! Y así obtenés un rico pan sin gluten de ñame.

Pan de Ñame recién salido del horno

Bueno…. Antes de despedirme les quería decir que para mí no hay límites en la cocina, que se animen a cocinar, que no hay nada más lindo que cocinarse a uno mismo y no hay nada más gratificante que cocinarle a alguien, que es el acto de amor más puroo y rico!

Vick Mos. Amante de la Cocina y la naturaleza. Bruja, alquimista, viajera y soñadora.

Comentarios desde Facebook
Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© LA TAPA 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Vuelve al comienzo