fbpx
Ahora leyendo
DEL GENOCIDIO DEL SIGLO XX AL ECOCIDIO DEL XXI

DEL GENOCIDIO DEL SIGLO XX AL ECOCIDIO DEL XXI

Pablo Nani

El ecocidio es una nueva palabra que aparece como un eslabón imprescindible para la comprensión de los daños masivos al sistema ecológico y a nosotros mismos.

Lo que viene ocurriendo en el Amazonas es un horripilante ejemplo de ecocidio que deberá ser juzgado, y que, al mismo tiempo nos conduce a dos términos homónimos: el homicidio a la naturaleza y el suicidio del ser humano.

Si el siglo XX surgió un tribunal especial para condenar crímenes de guerra, como fue el tribunal de Núremberg, hoy estamos ante otra realidad, ésta nos obliga a juzgar las atrocidades que se realizan sobre nuestro ecosistema.

En una entrevista al portal Exame, el investigador brasilero Carlos Nobre, quien ha dedicado más de 40 años al estudio de la selva amazónica, recalca que la biodiversidad es más valiosa que el modelo de lucro agropecuario:

En Brasil, historicamente el mercado agropecuario creció en base a un modelo expansivo y predatorio, convirtiendo a más areas verdes en soja o alimento para ganado para aumentar la producción.

(No Brasil, historicamente o mercado agropecuário cresceu com base num modelo expansionista predatório, convertendo mais áreas verdes em pasto para aumentar a produção)

¿Qué alternativas propone este investigador? Una de ellas es la fiscalización, ya que el «desmatamento» o deforestación está siendo gestionada criminalmente:

La fiscalización es un arma en contra de la deforestación. Eso demanda una actuación firme y extensa de Ibama y la policía federal. Los contraventores de la selva son parte de grupos del crimen organizado. Es común pensar en el agricultor desforestando, pero están además el maderero y el buscador ilegal de minerales que abastecen a un mercado billonario. Se sabe que en periodos de recesión económica se recortan presupuestos a organismos ambientales y de fiscalización, pero esto es un duro golpe a la selva. Sin embargo, es necesario que los gobiernos apoyen la fiscalización independientemente de lo que suceda económicamente.

(Fiscalização é a arma contra o desmatamento. Isso demanda uma atuação firme e extensa do Ibama e da Polícia Federal. Os contraventores da floresta fazem parte de quadrilhas de crime organizado. É comum pensarmos só no fazendeiro que desmata, mas tem o madeireiro e o garimpeiro ilegais também que abastecem um mercado bilionário. Sabemos que períodos de recessão econômica acabam estimulando cortes em gastos de órgãos ambientais e na fiscalização, mas isso é um golpe direto na floresta também. Mas acima disso tudo, mesmo que a fiscalização estivesse em plena capacidade, você precisa de uma retórica governamental alinhada)


Otra alternativa que propone Carlos es el proyecto La Tercera Vía Amazónica:

Yo defiendo el proyecto de la Tercera Vía Amazónica o lo que llamamos Amazonas 4.0, el cual busca revelar el potencial selvático a través de una bioeconomía basada en la esplendorosa biodiversidad amazónica.

Te puede interesar

(eu defendo o projeto Terceira Via Amazônica, que nós chamamos de Amazônia 4.0, que busca revelar o potencial da floresta por meio de uma bioeconomia baseada na riquíssima biodiversidade amazônica)

La conciencia sobre la prioridad en generar un adecuado equilibrio ecológico planetario está cada vez más presente. Sin embargo, siguen sucediendo catástrofes evitables y estrechamente relacionadas con los gobiernos de turno.

Lo de nuestro país vecino es un ejemplo a gran escala de situaciones más pequeñas que parecen insignificantes pero que no lo son…, como los desechos quemados a cielo abierto en nuestra ciudad Villa Regina o el fracking en Allen, la deforestación en el Chaco y otras regiones de la Argentina.

Referencia: https://exame.abril.com.br/brasil/inferno-na-floresta-o-que-sabemos-sobre-os-incendios-na-amazonia/amp/

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

© LA TAPA 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Vuelve al comienzo