fbpx
Ahora leyendo
TERMINAL REGINA: ENTRE CONVENIO O RESCISIÓN, CASINO, POLÍTICA Y PLANIFICACIÓN

Mediante el proyecto elevado por el ejecutivo local al concejo deliberante de la ciudad sobre la rescisión del contrato y acuerdo, entre adjudicatario y municipio reginense, para hacer inmediata entrega del edificio, y a partir de la opinión pública estimulada por los medios de comunicación, profesionales independientes, partidos políticos y la sociedad misma; el debate sobre la Terminal de Ómnibus está sobre la mesa. Ésta semana el Concejo Deliberante deberá tomar una decisión final. 

EL CONCEJO DELIBERANTE DECIDE

La terminal es un tema de interés general  que une y desune en materia de opinión a la sociedad reginense. El debate en sí no es sobre la recuperación del edificio, ese es el punto de unión y de partida. La desidia a la que todos sometemos a la terminal, tanto el concesionario en su descuido histórico como la ciudadanía que es quien la utiliza y la desprecia, y los sucesivos gobiernos locales que son responsables de exigir el buen mantenimiento del edificio y nunca lo hicieron; lleva a que todos coincidamos en que se debe mejorar el  edificio y las prestaciones. Sin embargo, la dicotomía se presenta en el «Cómo».

¿Se rompe el contrato unilateralmente haciendo valer artículos que avalan esta postura, se llega a un acuerdo entre ambas partes para no ingresar a un litigio judicial sin definición clara, o se cumple el contrato y se restituye el edificio sin gasto alguno?.

La decisión política del intendente Carlos Vazzana es clara, recuperarla, y también lógica si tenemos en cuenta que uno de sus objetivos para su mini mandato era ese. Está siendo consecuente con sus palabras, cuando la misma en boca de nuestros representantes suele ser sórdida y engañosa, eso hoy en día es valorable. Pero uno de los datos sobresalientes que genera bullicio social y siembra el debate, que bienvenido sea si los términos y conceptos principales son en beneficio del ciudadano y no es una disputa de premios políticos que luego se distinguen en una lista y no en la otra; es que se rescinda el contrato con un 90% del tiempo cumplido. Es un contrato de 30 años y restan 3 para que se termine y la terminal se entregue sin ningún gasto y exigiendo su entrega en condiciones.

Ese es un punto importante de la discusión y que genera discordia entre los ediles opositores y la ciudadanía, es por eso que durante la semana pasada concejales y funcionarios mantuvieron una reunión en la que se discutió sobre diferentes aristas. Carolina Cailly, asesora legal del municipio, y  Máximo Daga  secretario de economía y finanzas, nos resumen lo tratado en ese encuentro, y nos explican cual fue el análisis que se hizo para llegar a la decisión de alcanzar un mutuo acuerdo con el concesionario.

Rescindir unilateralmente abría una contienda judicial la cual llevaría a la municipalidad a un posible litigio durante muchos años.  

Carolina Cailly.

PROYECTO CASINO A LA ESPERA

Otro de los debates sobre los que los ciudadanos reginenses expusieron sus opiniones es el tema del casino en la terminal, o si queremos ir un poco más profundo, el casino en Villa Regina, más allá de la ubicación geográfica. Algunas voces se alzaron a favor, fundamentándose en la creación de nuevos puestos laborales y valorando las libertades individuales de las personas. La otra postura tiene sus bases en los efectos nocivos que produce el juego y las consecuentes complejidades que alcanza a nivel social.

Más allá de las posturas individuales, es importante conocer cuál es el posible proyecto en relación al casino Río si el concejo aprueba el convenio de rescisión entre el municipio y el concesionario. El proyecto  del casino Río es quedarse con la totalidad del edificio de la terminal, para reestructurarlo y construir allí, un casino; y a cambio emplazar y construirle una nueva terminal en otro sector de la ciudad. Máximo Daga, secretario de hacienda y finanzas, nos cuenta un poco más acerca del proyecto.

Tenemos reuniones constantemente con la gente de Casino Río. Es un proyecto muy interesante

Máximo Daga

De concretarse, nuevas variables de análisis profundo se presentan: Bajo qué condiciones se construye una nueva terminal, donde debería emplazarse, quién estaría a cargo de la obra. Se haría participe del proyecto al colegio de arquitectos de la ciudad, sería criterioso hacer una análisis minucioso, con el aporte de organizaciones intermedias capacitadas sobre la planificación estratégica de esa nueva terminal que camine de la mano con un desarrollo estratégico de la ciudad pensando a futuro.

REGINA CENTRALIZADA Y SIN PLANIFICACIÓN SOSTENIDA

Para tener una mirada capacitada y crítica acerca de la temática Terminal entrelazada con la cuestión urbanística y materia de transporte en relación con el ejido urbano y el crecimiento de Villa Regina, fuimos en busca de la opinión de un profesional idóneo e independiente. Darío Gonzalez, quién nos recibió en su estudio, lleva la discusión más allá de la terminal, “de fondo nos está faltando una planificación estratégica concreta”, dice y expresa con vehemencia la necesidad de Villa Regina de contar con una secretaria de planificación que desarrolle proyectos estratégicos que crucen transversalmente cualquier mandato y color político en pos del crecimiento ordenado y planificado de la ciudad.

La ciudad hoy demuestra tener serios problemas de centralidad y no es una ciudad denominada grande, todavía estamos con territorio potencial para poder ordenarnos de otra manera y no tener que llegar a un tiempo no muy lejano con serios problemas de centralidad.  

Dario Gonzalez

EN 1993 SE SENTENCIÓ LA CADUCIDAD DEL CONTRATO

El contrato fue celebrado en 1990 durante el gobierno peronista de Inamorati, se le asignaba la construcción de la terminal a un privado, en este caso Pedro Nardanone, y se le otorgaba la concesión durante 30 años. Una vez cumplida la fecha, pasaría a control del municipio local. La carta orgánica local permite cerrar un contrato de este tipo por un máximo de 15 años, de excederse se debería haber cambiado la carta orgánica, proceso bastante engorroso y prolongado. En este sentido, no se respetó el texto legal más importante de la ciudad, justamente sobre el que se sentaron las bases para destituir al ex intendente Daniel Fioretti hace poco más de una año.

Te puede interesar

En 1993, Rosa Deflorián, en ese entonces juez del tribunal de faltas dictaminó la caducidad del contrato por varias irregularidades en el manejo de la terminal, la falta más recordada es la utilización por parte del concesionario de la planta alta como un boliche bailable cuando por contrato solo se podía utilizar para restaurante. Esa sanción dictaminada por Rosa Deflorián fue desestimada rápidamente por el Concejo Deliberante. La escribana nos recuerda como fue el proceso.

Como juez de faltas que era en esa época por la enorme cantidad de infracciones que estaba cometiendo se le declaró la caducidad de ese contrato. 

Rosa Deflorian

Rosa Deflorián de activa participación política durante su carrera como profesional y con vasta experiencia en el tema expresa su opinión en la entrevista.

LA IMPORTANCIA DE UN CD COMPETENTE

En manos del Concejo Deliberante queda la decisión final o inicial, depende de donde se quiera mirar, de que hacer con la Terminal de Ómnibus de la ciudad. Que necesita renovación, estamos de acuerdo, que todos los que la utilizamos somos culpables de su estado, también. Que la decisión debe basarse pura y exclusivamente en una relación beneficiosa directa del ciudadano, obviando politiquería barata, y contando con una planificación estratégica sostenida; es lo que todos queremos.

El CD es el órgano legislativo del municipio, un espacio tan importante como el ejecutivo, ese valor que tiene en términos conceptuales y organizativos debemos revalorizarlo como ciudadanos en los comicios.

ARCHIVOS DIGITALES DE INTERÉS

Contrato Año 1991

Rescisión

El Ciudadano – 3 de Diciembre de 1993

Entrevistas: Emiliano Piccinini
Edición y compaginación de videos: Hernán Ermantraut
Portada: Hernán Ermantraut
Advertisement
Comentarios desde Facebook
© LA TAPA 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Vuelve al comienzo