en ,

SENSACIONES

Escribe Fernando Ramoa

Se estaba ahogando en un vaso de agua y lo sentía como si tratase de tragar una piedra,
su problema era que le adornaron inocentemente el cielo atardecido de canciones de amor,
y el quería cantar una a toda costa,
pero tenía miedo estar a punto de decirlo con las palabras incorrectas,
no estaba perdido,
solo se quería dejar llevar un rato por la corriente.

Fernando Ramoa

Comentarios

Deja un comentario

Cargando…

Comentarios

0 comentarios

¿GOBERNADORA O GOBERNADOR?

PAUTA OFICIAL: Silencios que cuestan millones