Escribe Franco Martinez:

La mano me está robando el otoño

mientras la veo, caminando.

Me lo arrebatan, y deja marcas

huellas en las que encuentro destellos.

Acusan, descreen.

El otro

y la cacería de brujas;

muchos árboles secos

masticados por la superpoblación.

Venerados por todas las religiones

que duermen en el vientre de Dios María.

Intentos de color

Planos, planes

Sudor frío hijo del miedo

                                           pero con ímpetu de guerra.

Telarañas de desastres derrumbándose ante el mundo.

Los abrazos tal vez

 nos esperan envenenados.

Foto portada: Sergio Julián Milanesi

Deja un comentario