en

GIGANTES EMPODERADAS

El basquet nacional necesitaba una «buena» para empezar a recuperarse de la triste noticia del retiro de Emanuel Ginóbili y salir del luto. Esa buena llegó ayer de la mano de «Las Gigantes» que empoderadas con buen juego y actitud ganaron el sudamericano de basquet femenino realizado en Tujan Colombia, y lo hicieron con varios condimentos que lo hacen más relevante aún. 

La final se disputó contra el clásico rival, Brasil. El equipo nacional remó de atrás durante todo el partido. Tal es así, que lograron pasar al frente por primera vez en el último minuto de juego. La victoria fue por la mínima, la MVP del torneo Melisa Gretter convirtió 1 de 2 desde la línea de los suspiros para dejar el marcador en 65-64 a falta de 2 segundos para el cierre, las brasileras no tenían más tiempos muertos y se jugaron una heroica que terminó con un tiro lejano que no entró. Por si esto fuera poco, la Argentina solo contaba con un sudamericano femenino de basquet, realizado en Buenos Aires en 1948. Después de 70 años Las Gigantes volvieron a hacer historia rompiendo con la hegemonía carioca.

El equipo funcionó muy bien durante todo el torneo. Una muestra de ello es que las campeonas tuvieron en las finales a cinco jugadores por encima del doble dígito: Macarena Rosset  (13), Andrea Boquete (13), Victoria Llorente(11), Melisa Gretter (11) y Débora González (10). De cara al mundial de España, la delegación emprenderá el viaje al nuevo continente en busca de roce con selecciones de mayor nivel como España, Grecia, Puertro Rico y Bélgica.

El basquet argentino profesional tiene varias complicaciones: un conflicto grave con el incumplimiento del libre de deuda que deben presentar los clubes con los salarios al día antes de la próxima competencia. Problemas con la televisación de su torneo elite con decisiones ilógicas que contrarrestan las posibilidades de crecimiento. Exceso de extranjeros por la liberación del cupo. Además de ser un negocio que genera déficit económico, entre otras cosas. Por eso el proceso en ascendente de la versión femenina del basquet nacional es ejemplificador.

¿Será que el profesionalismo ligado al capitalismo desenfrenado es el que corroe la endeble estructura del basquet en la Argentina?

La Confederación Argentina de Basquet (CABB) viene apoyando mucho al femenino en estos últimos años con la competencia interna, con Argentinos de Clubes de todas las categorías y Argentinos de selecciones. Eso es muy importante para el desarrollo del básquet femenino y esta coronación, más la final de la Americup disputada el año pasado reconfortan el trabajo realizado.

Edición gráfica: Pako Busin
Emiliano Piccinini

Por Emiliano Piccinini

Periodista - Comunicador - Docente - Redactor y Editor de LaTapa - Reginense - Patagónico

LUZ, CÁMARA… (EMPTY)

¿SUPREMACÍA O SUPREMATISMO?