TRABAJO COMUNITARIO EN REGINA  
¿VOS QUÉ PROPONÉS?

La iniciativa fue presentada por el intendente Carlos Vazzana y aprobada por el Concejo Deliberante (CD). De esta forma, y por medio de la ordenanza 097/18, se aprobó la figura de trabajo comunitario y se modificó el Código de Faltas Municipal, facultándolo al Juez de Faltas a implementar este mecanismo.

El objetivo principal de la normativa es que a partir de su aplicación las personas que no puedan afrontar el pago de la multa por su condición socioeconómica puedan solventar la contravención realizando diferentes tareas comunitarias y también generar un aprendizaje a partir de la nueva metodología, rol que la multa clásica no cumple ya que resarce económicamente la falta.

Este modo de pago excepcional se habilitará previo informe de asistentes sociales. “Después de todo un proceso administrativo, todo queda en vía muerta” expresó el intendente sobre un gran porcentaje de contravenciones que no son saldadas.
¿Todas las deudas corresponden a personas que no tienen medios para abonar? ¿y los que pueden pagar y no lo hacen?

Esta iniciativa de alguna manera es una reivindicación que podría haber surgido desde la ciudadanía, el trabajo comunitario sitúa al vecino y a la ciudad como benefactores directos de la acción. El pago clásico, en efectivo o débito de la multa no, muy probablemente sirva de caja para el pago de salarios municipales. Como sociedad debemos tomar la iniciativa y hacerla propia, con la idea que primeramente, sea educativa.

La misma, fija que la tarea comunitaria consista en la obligación de prestar tareas de limpieza, pintura o restauración de los bienes públicos, o el mismo tipo de trabajos en centros educativos, de salud, asistencia social u organizaciones intermedias.

La ordenanza 097/18 ya está vigente, ayudemos al municipio a encontrar tareas comunitarias que contribuyan al bienestar social y al mejoramiento de las condiciones de vida de todos los reginenses.
¿Vos qué tareas propondrías para realizar?

Deja un comentario