La caravana por la república que se va a realizar en distintas ciudades de la Argentina este sábado. En nuestra ciudad la concejala Paillapí adhirió a la convocatoria desde su perfl de facebook y recibió el repudio de la organización Frente Patria Grande-Nueva Mayoría que fue lo que le dio visibilidad, también lo hizo luego el bloque de concejales del FdT y a su vez recibió la negativa por parte de su compañero de bloque Carlos Rodriguez de participar de la marcha.

No deja de ser una movilización que no tiene territorio en nuestra ciudad, tampoco un fundamento explícito para ejecutarse en Regina más que el acompañamiento automatizado de los que toman las cosas como les vienen, y además están bajo esa línea política que cuando fue gobierno bregó por la república de la boca para afuera, como un speach barato de esos que usan los que venden por telefóno.

El génesis del banderazo está en Rosario Santa Fe donde la gente se va a concentrar en la plaza de la bandera, además tuvo adhesiones en otras ciudades santafesinas, en Córdoba y Noreste de Buenos Aires. ¿Y Regina?.

La zona geográfica de la protesta y sus sectores líderes productivos y económicos nos dan una pauta de por dónde viene la mano, o la chata. El disparador de la autoconvocatoria es la idea del Presidente de expropiar Vicentín. Es cierto que hay un Vicentín en Regina que de alguna manera sería lo más cercano a la caravana que tenemos acá, pero le dije a un amigo que no íba a caer en ese chiste fácil.

Uno de los ejes centrales de la protesta es la pérdida de las libertades, que se convierte en medio de una pandemia en un mal chiste, alcanza con mirar hacia los costados: Chile y Brasil para desestimar el reclamo. Además cae por su propio peso al ser realizado por un sector que no dejó de trabajar en cuarentena, y no está dentro de los sectores ciertamente vulnerables que más han sufrido el encierro.

El otro eje central, es la defensa de la propiedad privada. En un país extensísimo donde mucha tierra es de unos pocos y el anhelo de la casa propia inalcanzable, la mayoría de la gente que conozco yo no estaría teniendo una propiedad para defender, ni siquiera un pedazo de tierra donde soñar defenderla.

Deja un comentario