Ahora leyendo
ESTRENOS SUTILES DE AYER Y HOY

La verdad es que el cepillo de dientes venía baqueteado como esas escobas con los flecos deshilachados de tanto piso, polvillo y basura… Y sí, ayer estrené un cepillo de dientes, color fucsia e impecable. Tomá pá vo!

/

Pero también tengo que hablar del estreno que hoy aconteció… El día nublado, con chubascos dispersos como dice el pronóstico del tiempo, provocó en mí: una oclusión ocular. Los párpados fueron los testigos y víctimas de lo sucedido. Logré vencer una resistencia que se ubicaba en el ángulo interno de mis ojos, y dada la ruda pegajosidad que se entrometía.., pude descubrir fácilmente que hoy acababa de estrenar un par de relucientes lagañas.

/

Ayer se había estrenado, o mejor dicho, restrenado el martes, o miércoles, no importa. Cuando uno se incluye en un día que empieza para no volver a repetirse de la misma forma, uno también es martes. Y ya no interesa si el martes que uno puede ser: es trece o catorce, o treinta y cinco. La clave fue la siguiente: ayer se estrenó el martes que ya fui.

Por otro lado, se suceden sutiles estrenos a nuestro alrededor, como este cachorro llamado Fito.

Fito estrenó una manera de estirarse que lo relaja…, hasta dejarlo extasiado en una inaudita paz, envidiable paz, por cierto.

Te puede interesar
Te puede interesar

/

¿Y vos? ¿Qué estrenaste ayer y hoy? Una voz hace su debut, y habla de sus propios estrenos:

© LA TAPA 2020. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Vuelve al comienzo