¿VACUNOFILIA?

¿VACUNOFILIA?

Quería comenzar esta nota con dos preguntas que se hizo mi amigo Hernán:

¿ Porqué las vacunas no tienen campañas publicitarias como la coca cola?
¿Porqué una campaña anti sistema puede afectar a la salud de la humanidad?

Se conocen de más a lxs anti-vacunas, quienes, por lo general, sin fundamentos o con argumentos sin evidencia van en contra de uno de los mejores inventos de la historia de la humanidad.

Veamos algunas características de lxs anti-vacunas:

  1. 1- Propensxs a las creencias conspiratorias.
  2. 2- Tendencia hacia el llamado anti-sistema.
  3. 3- Fundamentación mística de sus postulados.
  4. 4- El «mal» puede esta contenido dentro de una jeringa.
  5. 5- Utilización compulsiva del verbo vacunar en sentido peyorativo.
  6. 6- Utilización del pensamiento paranoide o persecutorio para el abordaje de la realidad.
  7. 7- Fobia a las agujas
  8. 8- Razón justificada en la omnipotencia de cualquier sistema inmunológico. Por ende, este sería un sub-grupo del punto 2.

Ante un escándalo, la oposición necesita de discordia, el anti-vacuna sospecha de intereses ocultos detrás del acto de vacunar. Podrán ser  intereses económicos, políticos, informáticos, estratégicos, etc. Sin embargo, las personas se mueven y son movidas por intereses, reducirlo a esto cae en una falsa generalización .

Hasta ahora, no hemos escuchado la afinidad por las vacunas, digamos la pasión por su aplicación, llegando a pensar así en el privilegio que esto implica, y que pasa desapercibido, naturalizando en forma de desvalorización la verdadera importancia de su construcción e implementación.

Por otro lado, al ser un método relativamente invasivo que tememos desde la infancia, sus productos o recursos que proveen al cuerpo quedan solapados. He ahí la cuestión, el solapamiento ya no del mal, sino de la posibilidad de crear defensas que no poseemos, y de este modo transformar la inmunidad individual y colectiva de una manera controlada, colaborativa y reforzada. Por ejemplo, decimos que

La filiación a las vacunas junto con la potabilización del agua han sido las creaciones que más han salvado vidas a lo largo del tiempo.

Y si bien el término vacunofilia puede resultar exagerado, nos olvidamos de valorar el enorme esfuerzo que han realizado, y realizan por el mundo entero miles de personas resguardadas detrás de las paredes de laboratorios que no todxs conocemos, así como también voluntarixs, empresas, gobiernos, y toda una logística sumamente compleja.

Las vacunas no son anti-sistema, no lo son porque están hechas para un otro, están hechas para el pueblo, la cuidad, el mundo. Las vacunas no son místicas, son bien reales. Las vacunas no persiguen a nadie, sino dan recursos al sistema inmunológico para enfrentar lo peor de una infección y permitir el cuidado y control de éstas catástrofes epidemiológicas

Portada: Wolfang Lettl
1

1 comentario

Avatar
Norma Dardik

Muy bien. Enormes esfuerzos por superar el oscurantismo desde los pioneros de la ciencia hasta la actualidad no deben sacrificarse al altar de los retrógrados. Agradezcamos haber llegado vivos para recibir los beneficios de la vacunación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *