EN CADA COPA DE VINO HAY UN POCO DE TODOS NOSOTROS

EN CADA COPA DE VINO HAY UN POCO DE TODOS NOSOTROS
‘¿Qué se celebra el 24 de noviembre en Argentina?

El 24 de noviembre en la Argentina se celebra el “Día del Vino Argentino Bebida Nacional”. Esa fecha pero de 2010 fue cuando se firmó el decreto presidencial 1800 que declaró al vino como la Bebida Nacional.

Esta declaración es un reconocimiento al valor cultural que tiene el vino y la vitivinicultura, y a su rol en la identidad de los argentinos. Además, en ese primer decreto, que luego en 2013 fue ratificado por la ley 26.879 con unanimidad de votos en el Congreso Nacional, se reconoce al vino como un alimento que forma parte de nuestra dieta y se instituye al 24 de noviembre como “día del Vino Argentino Bebida Nacional”.

Para hacerla más sencilla el Día Nacional del Vino.
Debería ser feriado ¿no?

Argentina es el único país vitivinícola en el mundo que declaró a su vino como bebida nacional. Asimismo, la Ley resalta, entre sus objetivos principales:

  • Difundir las características culturales del Vino Argentino.
  • Promover la imagen e isologo del Vino Argentino.
  • Promover el desarrollo de las economías regionales vinculadas al sector vitivinícola.

En ese mismo decreto, y posteriormente bajo la misma ley mencionada también se declaró al mate como la infusión  nacional. Este decreto se redactó con eje en el año del bicentenario de nuestro país.

EL VINO ARGENTINO TIENE MÁS DE 500 AÑOS DE HISTORIA

Para saber un poco más sobre la historia del vino argentino nos comunicamos con el sommelier internacional Facundo Gagliano (IG: @cu4trodecopas): “La viticultura Argentina cuenta con más de 5 siglos de historia que integra los saberes de los pueblos originarios con las tradiciones de los inmigrantes europeos, y que hoy se encuentra entre las principales del mundo, destacando y mejorando día a día”.

Nos explica Facu Gagliano que el vino llega a la argentina mediante los jesuitas en misiones hace más de 500 años y se instala en Santiago del estero, que hoy particularmente tiene una baja producción. Que por ejemplo en 1960 se llegó a consumir 90 litros de vinos per cápita en Argentina, en esa época se llevaban en tren a granel a Buenos Aires y allí se embotellaban.

En la década del ‘80, principios del ‘90 se dio que los hijo o nietos de finqueros fueron a estudiar afuera o pudieron viajar al exterior y vieron el boom del vino en el mundo. Cuando volvieron, comprendieron que debían empezar a buscar mejor calidad en el producto, bajar los rendimientos en el viñedo para aumentar la calidad. La industria entendió que tenía que realizar vinos de mejor calidad”, cuenta el sommelier reginense radicado en San Luis.

Además agrega: “El vino nos representa a nivel mundial, en cada copa que se sirve de él, porque transmite en forma líquida un poco de cada uno de nosotros, de nuestros climas y nuestros suelos, de nuestra historia, nuestra cultura”.

Argentina es el 6to mayor productor de vino en el mundo y el 9no mayor exportador a nivel mundial. Mendoza es la potencia a nivel volumen, pero prácticamente hay viñedos y se elabora vinos en todas las provincias del país.

EL VINO ES TIEMPO Y ES PARTE DE LA HUMANIDAD

El vino es parte de la humanidad, sin el vino no existiría la humanidad y sin la humanidad no existiría el vino. El hombre no inventa el vino, el vino es parte de la naturaleza misma. Las otras bebidas como la cerveza o las espirituosas el hombre las inventa, en cambio al vino lo descubre, el vino es un invento de la naturaleza misma. La uva propia con sus jugos, sus azucares y su levadura que tiene pegado en la piel, se rompe fermenta y se produce vino. Obviamente el hombre lo que hace es controlar ese proceso para darle una calidad superior y hacerlo más agradable al paladar.

El vino es parte de la humanidad, sin el vino no existiría la humanidad y sin la humanidad no existiría el vino. El hombre no inventa el vino, el vino es parte de la naturaleza misma.

Facundo Gagliano, sommelier internacional

“Tomen, prueben, descubran, hay mucho vino, tomar siempre el mismo es una picardía. Pero si repetís siempre el mismo de vez en cuando probá otro. No tengan miedo a los precios que no sea caro no quiere decir que no sea bueno. Tampoco al tema de los envases, no importa si es en lata, en botella, con tapa a rosca, con el culito de la botella hundido, poco hundido, nada hundido. Todas estas cuestiones son externas al vino, el vino es el líquido que está adentro y en definitiva lo que importa es eso: el VINITO“.

Es por todo eso que hoy, más que siempre, debemos tomarnos un rico vinito y si aún no tomás es un gran día para empezar a probar. Salud!!!

Salud!!! Y viva el Vino Argentino, carajo!!!

En el siguiente enlace podés navegar y conocer nuestra sección PALADAR, VINOS Y BODEGAS:
https://latapa.com.ar/category/paladar/bodegas-y-vinos/

Portada: Germán Busin

0
El Área Mujer y Diversidad cuenta con nuevo equipamiento para fortalecer la atención Cementerio: levantamiento de fosas

No hay comentarios

Todavía No hay comentarios

Deja un comentario