en ,

“EN EL SLACK LA COMPETENCIA ES CON UNO MISMO”

Les presentamos en sociedad a Emanuel Contreras, tiene 23 años y es reginense. Emma es ese loquito de rulos que está haciendo piruetas en las plazas, que vos ves desde tu auto cuando das la vuelta al perro. Generalmente  volando y dando vueltas en el aire a 4 metros de altura sobre una cinta de 50 milímetros que va desde un árbol a otro, rodeado de amigos que entre mate y mate, esperan su ronda para probar el truco nuevo que vienen practicando.

Emma hace Slackline, un deporte extremo que consiste en hacer equilibrio en una cinta que se tensa entre dos puntos fijos, él compite en la modalidad Trickline que consiste en hacer trucos y piruetas. Es número a nivel nacional,  top 5 en Sudamérica y está ranqueado entre los 25 mejores del mundo. “Representé a la Argentina en un mundial que se hizo en Viña del Mar y quedé  9no. Después en un sudamericano también en Chile quedé  3ero, estuve en la final con el mejor del mundo, Abraham Hernandez (Chile), fue zarpado”. Dice Emma y se le dibuja una sonrisa de esas que brotan solas cuando un lindo recuerdo aflora en la memoria.

Cuando le preguntamos  que proyecta de la mano del Slack, no duda ni un segundoMi idea es vivir y viajar por el slack. También me gustaría ayudar a que se expanda, que se vean los beneficios que te puede dar en la vida cotidiana”.  Emma cuenta que a medida que fue mejorando en la modalidad su nivel empezó a cambiar hábitos de vida, el ir mucho a la plaza y contactar con la naturaleza lo llevó a hacer cosas nuevas como malabares, acroyoga y pilates, entre otras cosas.

La anécdota de cómo conoció el Slack es inspiradora. Su hermana sembró la semilla, y los chicos que promovieron el deporte en Regina la regaron de valores, como el compañerismo y la amistad. “Estaba un día en mi casa, me llama mi hermana que es profe de yoga, y me dice -Ema venite a la plaza con ropa cómoda que hay algo que te va a gustar-. No tenía nada que  hacer y fui. Así lo conocí y ahí también conocí a los chicos que estaban hace un par de meses haciendo Slackline.  Ahora, somos como una familia”.

Con respecto a las diferencias de entrenamiento y crecimiento del deporte en otros países Emma nos  cuenta, “Yo entreno en la plaza, en el pasto, no tengo problemas. Me gusta ir a la plaza y estar con amigos”. Y continúa “En Argentina  está en pleno crecimiento. En Sudamérica los países más destacados son Chile y Brasil. Japón, España y Estados Unidos son los mejores a  nivel mundial.  Ellos tienen gimnasios cerrados para entrenar, y  lo complementan con cama elástica, para evitar lesiones”.

Una de las cosas que más le gusta del Slack es la adrenalina que le genera y la buena energía que le transmiten sus colegas. Cuando a Emma le mencionás la palabra competencia, él prefiere hablarte de evento, La competencia es con uno mismo, superarse en cada momento. En si no existe, es un deporte muy unido. De acá a fin de año viaja el 4 de noviembre a participar en un evento en Concepción, Chile. Y después va a Rosario, el 18 del mismo mes.

Emma invita a todos a entrenar “Cuando entreno cargo mi cinta  y siempre traigo una bajita para principiantes, todo aquel que me vea en una plaza practicando y le llama la atención puede acercarse sin ningún problema, en si es un deporte q no  involucra el dinero de por medio.  Este último tiempo se han sumado muchos chicos. A mí me gusta porque se difunde el deporte”. Y cierra con un sueño, suyo y de todos los Slackers reginenses “Villa Regina es ideal para hacer un evento. Tenés el rio que se puede utilizar como zona de acampe, hay mucho lugar para colgar muchas cintas y se puede hacer Midline en los árboles a 8 o 9 metros de altura y también se puede hacer Waterline sobre  el rio”. Nos contaba que la barda brinda la posibilidad de hacer Highline, esta disciplina consiste en caminar a grandes alturas. “Frente el Indio seria genial” cerró Ema.

Es necesario para que un atleta como Emma cumpla con sus proyecciones y se desarrolle dentro de una estructura que contenga lo indispensable para su formación en  un deporte  que recién está creciendo en Argentina, el apoyo económico. Este apoyo suele venir de privados o del estado. Difícil es para muchos, reconocer  el sacrificio y talento en deportistas como Emma. Más complejo aún, es soñar con que vean en él un producto de entretenimiento de primer nivel ligado directamente al deporte y al medioambiente.

Emiliano Piccinini

Por Emiliano Piccinini

Periodista - Comunicador - Docente - Redactor y Editor de LaTapa - Reginense - Patagónico

EL BUEN JUGADOR SIEMPRE TIENE SUERTE

¡CUIDADO! PODÉS TENER “WHATSAPPITIS”