Los operarios pertenecientes al Departamento de Bariloche llevan recorridos más de 1000 kilómetros en un invierno que presentó varias dificultades climáticas por las grandes nevadas y fuertes vientos.

La dotación de maquinarias de Vialidad Rionegrina y sus operarios se encuentran realizando desde comienzos de julio un intenso trabajo para el despeje de rutas provinciales y caminos vecinales de la Zona Andina y la Línea Sur, en el marco del Operativo Invierno.

En ese sentido, el delegado de Vialidad Rionegrina del Departamento Bariloche, Alejandro Bielecki, explicó que “ya nos encontrábamos con los equipos dispuestos para hacer frente al temporal, tenemos localizados los lugares estratégicos para situarnos en las rutas prioritarias donde suele haber mayores problemas con las nevadas. Pusimos en marcha todo nuestro equipamiento que consiste en seis motoniveladoras, dos camiones barre nieve y dos cargadoras. Desde hace 20 días trabajamos a deshora despejando rutas y caminos vecinales”.

Asimismo, detalló que “atendemos las rutas provinciales primarias n°6, desde El Bolson hasta Mamuel Choique y la n°67 desde Comallo hasta Mencue, además en la zona de Bariloche hacemos la Avenida Bustillo, Circuito Chico, ruta provincial n° 79 por Colonia Suiza, la ruta n° 81 a Cascada Los Alerces, la n°83 en El Manso y en la zona de El Bolson tenemos la n°86 y n°84 de Mallín  Ahogado”.

En cuanto a las particularidades de este invierno, Bielecki, mencionó que “se han registrado nevadas sucesivas y además mucho viento lo cual ha complicado los trabajos obligándonos a despejar tres o cuatro veces los mismos caminos para poder acceder, lo que hizo que se vaya demorando el trabajo en algunos sectores y se haga más complejo”.

“Los equipos están despejando de forma permanente y hemos trabajado hasta en la madrugada reforzando las dotaciones, al nevar y haber viento y volver a haber viento hizo que tuviéramos que limpiar varias veces el mismo camino”, agregó.

Respecto a los parajes de la Linea Sur, donde encontraron más dificultades las cuales fueron sobrellevadas, el Delegado de Vialidad, dijo que “en Blancura Centro nos llevó bastante tiempo poder despejar y llegar los pobladores, al igual que en Pilquiniyeu del Limay”.

Por último, y en relación a las distancias despejadas, Bielecki, informó que “la cantidad de kilómetros recorridos varía dependiendo de la situación climática de cada invierno. De rutas provinciales primarias tenemos 580 kilómetros a lo que hay que sumar los caminos vecinales por lo que superamos más de 1000 kilómetros”.

Deja un comentario