La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, aseguró durante el día de ayer que el Gobierno nacional mantiene una negociación con los grupos mapuches que toman tierras en Villa Mascardi, en la provincia de Río Negro, y destacó que se está “yendo por el camino del diálogo. La oposición defendió el “banderazo” del sábado pasado, que contó con gente aparentemente armada.

En declaraciones a Radio con Vos, la funcionaria nacional se
refirió al operativo de la Prefectura desplegado en el año 2017 que terminó con
la vida de Rafael Nahuel durante un intento de desalojo de estas tierras en
Villa Mascardi.

“La ocupación ocurrió en el año 2017, la justicia
ordenó un allanamiento primero de la Policía Federal y luego del Grupo
Albatros, que entra al predio y allí ocurre la muerte de Rafael Nahuel”,
relató Frederic.

“El camino del desalojo -amplió la funcionaria- que
ejecutaron fuerzas que dependían de Patricia Bullrich fue un fracaso, porque el
desalojo no prosperó y murió una persona”.

La titular de Seguridad explicó que cuando asumieron el
Gobierno tuvieron “la visita de la gobernadora (de Río Negro), que
manifestó el interés de avanzar en el diálogo, en la negociación” y, en
ese sentido, rescató que “es un camino que se está transitando”.

Frederic explicó que en esta negociación con los grupos que
realizan tomas de tierras -referenciados en la comunidad Huincul- esperan que
“ellos se avengan a ciertas condiciones, y en caso de que esto no ocurra,
si la justicia decide que hay que desalojar, habrá que desalojar”.

***

Una movilización violenta con tono “anti mapuche”

Frederic aclaró que las denuncias presentadas por el
Ministerio de Seguridad en relación a la marcha del sábado pasado, en la que
vecinos se opusieron a las tomas, apuntaron a “denunciar la posible
comisión de un delito, ante la información de que había personas que se estaban
armando”.

“Nosotros pedimos que la justicia investigue si
existían personas que se estaban armando de manera ilegal en el marco de esta
protesta”, aseguró la funcionaria.

“El jueves comenzamos a tener información que
mencionaba la compra de armamentos y que la protesta del sábado estaba
orientada, según estos mensajes, a disparar a los mapuches que estaban ocupando
Mascardi”, precisó.

La ministra aclaró que se tomó la medida de
“denunciar”, pero “también la de desplegar efectivos de
Gendarmería para evitar que los manifestantes llegaran al lago Mascardi y se
desatara un hecho de violencia”.

“Estamos conversando, terminando de establecer nuestras
condiciones a lo que pide la comunidad”, dijo Frederic sobre el acuerdo al
que se tratar de llegar con quienes toman estas tierras.

Al mismo tiempo, aclaró que están “en un contexto en el
que el Gobierno nacional suspendió los desalojos, y también hay una
controversia sobre si hay que incluir o no a esta comunidad en esa norma”.

“Estamos en un momento de cierre importante de estas
conversaciones y es legítimo que haya gente que proteste en contra, pero lo que
no puede ocurrir es que esto desate violencia”, concluyó Frederic.

***

Para la oposición, la propiedad privada está ante todo

El interbloque de senadores de Juntos por el Cambio presentó
ayer mismo en el Senado un pedido de informes a la ministra de Seguridad sobre
la situación generada tras la toma de tierras en la provincia de Rio Negro.

Mediante un proyecto de resolución, los senadores instaron
además a la funcionaria a “defender la soberanía nacional, los derechos
humanos y la propiedad privada” al considerar que con “la pasividad
se alienta la inseguridad”.

“Quienes ocupan tierras en la Patagonia cordillerana no
solo lo hacen por la fuerza sino que, además, desconocen la jurisdicción y
potestad del Estado Argentino”, subrayaron.

En un comunicado difundido ayer, expresaron que “en vez
de ponerse del lado de las víctimas, la ministra criminaliza su protesta”
en alusión a denuncias presentadas durante una marcha realizada el sábado
último en rechazo a la toma de tierras.

Los legisladores rechazaron esas acusaciones y señalaron que
fue “en el marco de una ausencia del Estado que los vecinos de Mascardi
convocaron a un banderazo pacífico para visibilizar la situación y para pedir
el imperio del orden y de la ley”.

Agregaron que “contrario a lo que la lógica haría
suponer el Ministerio de Seguridad en lugar de trabajar para la solución del
conflicto procedió a la denuncia penal de los vecinos por la posible comisión
de los delitos de “instigación a cometer delitos”, “apología del
crimen” y “asociación ilícita”.

El proyecto fue firmado por los senadores Luis Nidenoff,  Pablo Blanco, Martín Losteau, Esteban Bullrich; María Belén Tapia, Mario Fiad; Juan Carlos Marino, Silvia Elías de Pérez, Alfredo De Angeli, Laura Rodríguez Machado, Víctor Zimmermann, Silvia Giacoppo, Julio Martínez, Roberto Basualdo, Gladys González, Stella Olalla, Claudio Poggi, Humberto Schiavoni, Julio Cobos, Pamela Verasay, Guadalupe Tagliaferri, Eduardo Costa, Oscar Castillo y Ernesto Martínez.

#PA. Télam.

martes 1 de septiembre de 2020

Deja un comentario