La Dirección de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Villa Regina solicita a la población optimizar el consumo de agua potable debido a la interrupción del suministro de energía eléctrica en la zona de la calle Juan XXIII.

El desperfecto se debe a que en horas de la madrugada un álamo de enormes dimensiones se derrumbó sobre las redes de media tensión.

La caída del árbol provocó roturas de postes y redes eléctricas que abastecen los suministros de esa zona rural y el sistema de bombeo de agua potable de la ciudad.

Desde la madrugada, dos cuadrillas de Edersa trabajan para quitar la planta de la línea, levantar los nuevos postes y colocar el cableado.

De acuerdo a las estimaciones técnicas, los trabajos culminarán en horas del mediodía.

Deja un comentario