Por Fer­nan­do Oz


El mandatario calificó como un “escándalo jurídico” el traslado de jueces realizado durante el gobierno de Mauricio Macri y salió al cruce del presidente de la Corte Suprema. El jefe del máximo tribunal del país convocó a un “acuerdo extraordinario” para resolver el per saltum que presentaron los jueces a los que tendrán que volver a sus antiguos cargos.

La convocatoria fuera de agenda que hizo el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, para que el próximo martes el máximo tribunal se expida sobre el caso de los traslados de los jueces Leopoldo BrugliaPablo Bertuzzi y Germán Castellino cayó bien en el Gobierno. “¿Cuál es la disyuntiva que tiene el presidente de la Corte, qué tiene tanto ahínco? ¿Qué está buscando? Cualquiera que ha estudiado derecho sabe que esto era un escándalo jurídico”, arremetió ayer el presidente Alberto Fernández durante una entrevista radial.

El mandatario justificó que los tres jueces vuelvan a sus antiguos puestos en el poder Judicial y la anulación de los traslados que decretó el expresidente Mauricio Macri. “Para nombrar a un juez uno tiene que dar un concurso y antes de que el Poder Ejecutivo resuelva lo que tiene que hacer es pedirle al Senado que esté de acuerdo. Estos tres jueces nunca fueron al Senado”, explicó Fernández como si estuviera dando clases a sus alumnos de Derecho de la UBA. Y agregó: “Si fuera un canalla, me haría el distraído y todas las vacantes las llenaría con aquellos simpáticos para mí, pero no es lo que hay que hacer, hay que poner jueces probos y capaces”.

También señaló que le llama “mucho la atención las cosas que se ven dentro de la Corte” y lo preocupa “enormemente”, ya que “lo único que se está haciendo es reestablecer un orden perdido con el gobierno anterior”.

Dos jueces nacionales con despacho en el Palacio de Justico de la calle Talcahuano, consultadas por Negocios&Política coincidieron en señalar que la pelea de fondo está vinculada a una “batalla interna” dentro de la propia Corte. Por otra parte, un juez de los tribunales de Comodoro Py argumentó que “la reforma judicial habilita varios cargos” y que esa situación genera una pulseada en el Consejo de la Magistratura. “Hay un sector de la Justicia que esta dispuesta a mantener un espacio predominante dentro de uno de los poderes del Estado, que lógicamente es el Poder Judicial”.

Ayer, el presidente negó que la reforma judicial busque “impunidad”, como acusa la oposición, y afirmó que “los que se quejan son los que siempre han manipulado a los jueces y siente que pierden el poder de manipularlos como con el gobierno anterior”. “A los que dicen que (la reforma) es un mecanismo de impunidad les preguntaría donde está eso, porque no hay un solo juez removido, no se le saca la causa a ningún juez, lo único es que se crean nuevos juzgados, entonces ¿de qué me están hablando cuando hablan de impunidad?”, agregó.

***

El día que Rosenkrantz se subió al ring

El martes pasado, después de convocar al “acuerdo extraordinario”, Rosenkrantz realizó declaraciones a los diarios La Nación y Clarín en donde justifica el llamado. Pero lo que más inquietó al gobierno fue una frase en particular: “La Corte tiene la autoridad final cuando está en juego la constitucionalidad de los actos de otros poderes del Estado”. Para el Gobierno la actitud del presidente de la Corte fue desafiante.

Al otro día, ni el aumento de casos de coronavirus impidió una concentración de manifestantes frente al Palacio de los Tribunales de la calle Talcahuano para respaldar a Bruglia, Bertuzzi y Castelli. La oposición también apoyó la marcha que tuvo como consigna “Una luz por la República”, incluso algunos diputados de Juntos por el Cambio estuvieron presentes.

La movilización fue un claro mensaje a los ministros de Corte Suprema de Justicia, que el martes que viene deben definir la suerte de los tres magistrados. Horas antes, los diputados nacionales del interbloque opositor presentaron un proyecto de resolución por el cual exhortan a la Corte a pronunciarse sobre la suspensión de los traslados de los jueces.

***

La ministra Losardo también salió al cruce 

El presidente no fue el único que salió a defender la constitucionalidad del traslado de los Bruglia, Bertuzzi y Castelli a sus tribunales de origen. También lo hizo la ministra de Justicia, Marcela Losardo, quien cuestionó a quienes critican la decisión con el argumento de que “a los jueces los están sacando”.

Lo que uno espera es que estos jueces se llamen a la reflexión”, dijo la funcionaria en diálogo con Radio Nacional. “Me encantaría sentarme con alguno de ellos y preguntarle ¿por qué están haciendo esto, por qué estamos haciendo este papelón? ¿qué es esto, qué hay? Es llamativo, pero lo desconozco”, arremetió.

Losardo recordó que el Consejo de la Magistratura “analizó más de 30 traslados, de los cuales había algunos que estaban bien, otros que tenían irregularidades, y otros, como 10, que se dieron con irregularidades importantes, por ejemplo, no pasar por el Senado”.

De esos 10 pliegos de jueces, todos fueron a las audiencias, pero tres que no se presentaron. ¿Por qué? Porque entendieron que no debían pasar por el Senado, o sea, en una palabra, tres jueces dicen, no yo al Senado no. ¿Y qué hace el Senado? Devuelve los pliegos de aquellos que no se presentaron a las audiencias”, puntualizó la ministra.

***

El supermartes

El próximo martes, los integrantes de la Corte deben resolver dos cosas: por un lado, las licencias que pidieron los tres jueces, y por el otro, el per saltum que presentaron.

En el gobierno creen que el per saltum debe ser rechazado de entrada, porque “no existe una situación de gravedad institucional como para saltar las instancias que corresponden”, explicó a N&P una fuente allegada a la ministra Losardo. Consideran que “ahora hay un planteo que debe resolver la Cámara en lo Contencioso Administrativo y la buena praxis jurídica indica que no hay mérito suficiente para que pase directamente a la Corte”.

Hasta el momento, la senda judicial que tomaron Bruglia y Bertuzzi estuvo llena de obstáculos. En primera instancia, la jueza María Biotti rechazó la medida cautelar que presentaron los camaristas y habilitó que el Senado tratara los traslados al negar la medida de amparo.

En la segunda instancia las cosas aún no mejoraron. Los integrantes de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, rechazaron una medida cautelar y ahora resta resolver el amparo. En el Poder Judicial todos esperan el supermartes. Algunas fuentes argumentan que habrá un fallo salomónico. ♣♣♣

#PA.

Martes 29 de septiembre de 2020.

Deja un comentario