♦ El diplomático estadounidense Bill Richardson se reunió en Caracas con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para pedir la liberación de varios connacionales detenidos, un propósito que no logró. “Lamentamos no haber podido asegurar la liberación de estos estadounidenses”, afirmó en un comunicado el exembajador ante Naciones Unidas, exgobernador de Nuevo México, exministro y excongresista. Richardson tenía como misión abordar con Maduro la liberación de los seis exejecutivos de la petrolera Citgo detenidos desde 2017 y de los dos mercenarios […]

El diplomático estadounidense Bill
Richardson
se reunió en Caracas con el presidente venezolano, Nicolás
Maduro
, para pedir la liberación de varios connacionales detenidos, un
propósito que no logró.

“Lamentamos no haber podido asegurar la
liberación de estos estadounidenses”, afirmó en un comunicado el
exembajador ante Naciones Unidas, exgobernador de Nuevo México, exministro y
excongresista.

Richardson tenía como misión abordar con
Maduro la liberación de los seis exejecutivos de la petrolera Citgo
detenidos desde 2017 y de los dos mercenarios estadounidenses capturados a
principios de mayo en un intento de invasión
.

El diplomático llegó a Caracas el lunes y
tras conversar por teléfono el miércoles con Maduro se reunió el jueves con el
mandatario. Además, también se reunió tres veces con el vicepresidente
venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez.

“Me alegra haber podido reunirnos con el
presidente Maduro para discutir la posible liberación de los detenidos
estadounidenses y otros asuntos humanitarios de la COVID-19”, dijo
Richardson, quien dirige el Centro Richardson dedicado a misiones diplomáticas.

El Centro Richardson dijo en el comunicado
que la misión estuvo coordinada con funcionarios del Gobierno de EE.UU. -que no
reconoce la autoridad de Maduro-, entre ellos el enviado especial para
Venezuela, Elliot Abrams.

Los exejecutivos de Citgo son el expresidente
de Citgo José Ángel Pereira y los exvicepresidentes Tomeu Vadell,
Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Gustavo Cárdenas y José
Luis Zambrano
, que tienen nacionalidad estadounidense además de venezolana.
Todos fueron detenidos en noviembre de 2017 durante unas reuniones que la
petrolera estadounidense celebró en Caracas.

Se les acusa de diversos delitos de
corrupción, como malversación de fondos públicos, concierto de funcionario
público con contratista, lavado de activos y asociación ilícita, entre otros.

Por su parte, los mercenarios son los exboinas verdes Airan Berry y Luke Denman, que fueron capturados a principios de mayo al participar en un intento de invasión orquestado por elementos de la oposición venezolana.

#PA. EFE, Washington.

Domingo 19 de julio de 2020.

Deja un comentario