Por la intensa sequía consecuencia de la falta de lluvia, las altas temperatura para la época del año, el viento y la acción humana, nueve provincias registran incendios forestales desde hace varios días, y en algunos casos, desde hace varias semanas.

Situación dramática en Córdoba

Los distintos focos de incendio que asolan
el Valle de Punilla, en Córdoba, destruyeron miles de hectáreas de bosque
nativo y varias viviendas, obligando a las brigadas a trabajar durante toda la
noche del lunes para evacuar pobladores y evitar que las llamas llegaran a
otras casas en medio de escenas de desesperación y conmoción de los habitantes
de estas zonas.

El incendio que comenzó días atrás en la
región del norte de Córdoba, cerca de la ciudad de Capilla del Monte, volvió a
tomar fuerza y las llamas se dirigían hacia el cerro Uritorco, uno de los
principales atractivos turísticos de la zona, según precisó el director general
de Defensa Civil provincial, Diego Concha.

“Se trabajó mucho en la zona de
Tramontana. Durante la madrugada se debió proteger una confitería y tres
viviendas. Además hubo que evacuar gente de El Faldeo”, precisó. En tanto,
también avanzó el incendio que comenzó en el cerro Pan de Azúcar, más al sur y
cerca de la ciudad de Cosquín, y se acercó a zonas pobladas.

El Gobierno nacional envió cuatro aviones
hidrantes y un helicóptero a los que ya trabajan en la lucha contra las llamas
en Córdoba, a la vez que se evalúa el envío de otros recursos, como por ejemplo
helicópteros del Ejército, según indicó el funcionario nacional.

El gobernador de la provincia, Juan Schiaretti, declaró el día de ayer “zona de desastre agropecuario” a los sectores afectados por los incendios en el noroeste de esa provincia, a la vez que envió alimento para los animales de emprendimientos perjudicados por la quema de pasturas. Hasta el momento, cuatro personas, entre ellas dos menores de edad, fueron detenidas acusadas de encender algunos de los focos.

***

Al
menos nueve provincias afectadas

Argentina atraviesa “una temporada de
incendios que se ha salido de lo que es una temporada normal”, advirtió el
subsecretario de Gestión de Riesgo y Protección Civil argentino, Gabriel
Gasparutti, en su visita a la provincia de Córdoba para asistir al Gobierno local.

Además de las llamas en las sierras de
Córdoba también se registran incendios forestales en las islas del delta del
río Paraná y en otros puntos de las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Santa
Fe, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco y Formosa, de acuerdo con información
del Servicio Meteorológico Nacional.

En Santa Fe, las autoridades evaluaban
restringir la actividad náutica en el río Paraná, ya que los incendios serían
intencionales, según lo anunció este martes la ministra de Ambiente y Cambio
Climático de esa provincia, Erika Gonnet, quien afirmó que la situación que se
vive en el Delta “ha superado cualquier pronóstico” y “parece
que nada alcanza”.

Durante los últimos días se agravaron los
focos de incendio y este lunes se registraron lluvias de cenizas en varias
zonas de Rosario. Por su parte, Gasparutti apuntó además a la fuerte baja del
caudal del río Paraná, que atraviesa la Argentina desde el noreste hasta su
desembocadura en el Río de la Plata, y que aseguró que es la más pronunciada de
los últimos 50 años.

“Por lo tanto, donde teníamos
habitualmente bañados y humedales hoy hay una gran sequía con pajonales y todo
tipo de vegetación que forman un combustible muy importante para provocar estos
incendios, que en muchos casos son intencionales”, afirmó el subsecretario
de Gestión de Riesgo y Protección Civil.

En Corrientes, los bomberos sofocaron este
lunes un incendio de unas 40 hectáreas dentro del parque provincial San
Cayetano, lo que afectó la mitad de la reserva y aún permanecían activos
algunos focos.

Defensa Civil de Corrientes, informó que en
las últimas horas tuvieron que ser atendidos focos que se desataron en
diferentes puntos de la capital provincial, tanto como en San Luis, Itatí,
Santa Lucía, Paso de la Patria, Bella Vista, Goya, Alvear, y Santa Ana.

Los pronósticos de lluvia en el centro y este de la Argentina para las próximas horas podría llevar alivio a las zonas afectadas por incendios, aunque las precipitaciones no llegarían hasta Córdoba.

#PA. EFE, Buenos Aires. NA.

miércoles 26 de agosto de 2020

Deja un comentario