El índice de precios al consumidor registró en junio una suba de 2,2%, impulsado por los rubros Prendas de vestir y calzado y Equipamiento para el hogar, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Con este incremento, los precios minoristas acumularon un avance de 13,6% en el primer semestre y de 42,8% en los últimos doce meses.

El Indec, en un
comunicado, precisó que la cantidad de precios relevados en junio “fue superior
a la de mayo” y que “la única división que debió imputarse por el
Nivel general fue Restaurantes y hoteles, debido a que la mayoría de los
locales que la integran permanecieron cerrados” en el marco de las medidas de
aislamiento social por el coronavirus.

Durante el sexto mes del
corriente año, el rubro Prendas de vestir y calzado fue el que mostró el mayor
aumento a nivel nacional, con una suba de 6,6% y con un comportamiento alcista
en la mayoría de las regiones. En el semestre el incremento acumulado fue de
25,5% y en los últimos doce meses de 59,3%.

El segundo rubro que más
repercutió en el resultado de junio fue Recreación y cultura, con una suba de
4,2%. En este caso impactaron los precios de electrodomésticos, equipos de
telefonía y otros equipos durables que componen este ítem. En Recreación y
cultura la suba acumulada durante el primer semestre fue de 20,1% y de 50,9% en
doce meses.

Por su parte, la división
Alimentos y bebidas no alcohólicas mostró una variación positiva de 1,0%. En
este caso, las subas observadas en Pan y cereales, Café, té, yerba y cacao, y
Verduras, tubérculos y legumbres fueron compensadas por aumentos más moderados,
e incluso bajas, en el resto de las clases que componen este rubro. Alimento y
bebidas no alcohólicas -en base a los números de junio- acumuló en el primer
semestre un avance de 17,2% y de 47,4% en doce meses.

Por productos, en este
último rubro los incrementos más importantes registrados en junio
correspondieron a tomate redondo ( 11,1%), lavandina ( 5,1%), zapallo anco
( 5%), cebolla ( 3,7%), arroz blanco simple ( 3,3%) y queso sardo ( 2,3%). Por
el contrario, las principales bajas se dieron en los precios de la naranja
(-14,3%), limón (-8,7%), papa (-2,3%), café molido (-1%) y jabón de tocador
(-1%).

En junio, según el
informe del Indec, las divisiones Educación (0,4%) y Otros bienes y servicios
(0,3%) fueron las que menos aumentaron en el cotejo mensual, aunque con
disparidades por regiones.

Por regiones, la mayor
suba en el índice de precios al consumidor se verificó en la zona pampeana, con
un incremento de 2,5% en junio. También se ubicaron por encima de la media
nacional las provincias de Noreste y de Cuyo, ambas con un avance de 2,3%.

Por debajo de la media
nacional se ubicaron la Patagonia (1,9%) y el Gran Buenos Aires (2%). Mientras
que las provincias del Noroeste registraron un alza a la par de la medición
nacional, con un incremento de 2,2% en junio.

Por categorías, los
valores de los productos y servicios regulados fueron los que menos subieron en
junio, con un avance de 0,7%.

Este incremento replica
el comportamiento de los meses previos y se sustentan fundamentalmente en la
decisión del Gobierno nacional de mantener congeladas las tarifas de los
servicios públicos y de los combustibles.

En junio, los precios que más subieron fueron los que integran la categoría Estacionales, en este caso por los productos frutihortícolas y por las prendas de vestir y calzado, por el inicio de la temporada invernal.

#PA. Télam.

jueves 16 de julio de 2020

Deja un comentario