Por Fernando Oz


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, participará de la toma de juramento de Patricio Lombardi, que asumirá como secretario de Estado de Cambio Climático de Misiones. De Washington a la Triple Frontera, sus contactos con la familia de George W. Bush y el ex jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy.


Hoy al mediodía el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, participará junto con el gobernador Oscar Herrera Ahuad de la toma de juramente del secretario de Estado de Cambio Climático de Misiones, Eduardo Patricio Lombardi. Es la segunda vez que el funcionario estrena un cargo, la primera fue cuando el entonces gobernador Hugo Passalacqua, durante el último año de su mandato, lo nombró como subsecretario de Relaciones Internacionales.

Lombardi se define como “un amante de las relaciones internacionales”. Pero es eso y mucho más.

El flamante secretario de Estado de Cambio Climático cumplirá mañana 53 años y parece haber tenido una historia llena se viajes, secretos e intrigas internacionales. Lombardi nació en 1967, se recibió como licenciado en Relaciones Internacionales en la Universidad de Belgrano y recayó en Washington con una beca del Departamento de Estado en 1995, acompañó en varios viajes al exterior al ex gobernador bonaerense y ex presidente Eduardo Duhalde, de muy joven fue asesor de Carlos Ruckauf en la Comisión de Relaciones Exteriores en la Cámara de Diputados. A los 31 años fue elegido por el gobernador de Florida Jeb Bush para dirigir la estratégica subsecretaría de relaciones con América Latina y el Caribe.

Los pasos de Lombardi por los pasillos de la Cancillería. Habría tenido relaciones con el ex senador Eduardo Bauzá y el entonces jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy. Durante el menemismo habría sido enviado para interrumpir a gritos las conferencias que ofrecía en Washington el periodista Horacio Verbitsky. Por qué Jorge Lanata dijo que el actual funcionario de Misiones “se desempeñaba en los Estados Unidos como funcionario de la SIDE”. Sus días en la Triple Frontera como socio de una empresa llamada Seguridad Iguazú SRL y las cenas de platos italianos con Passalacqua en el Boutique Hotel de la Fonte.

***

De Washington a la Tierra Sin Mal

“Patricio Lombardi ha vivido muchos años en Estados Unidos, ha vivido en Japón, ha vivido en Alemania, y es subsecretario de Relaciones Internacionales de la provincia de Misiones”, así lo presentó el periodista Gustavo Añibarro hace un mes atrás en su programa El Periodista, que se transmite por Canal 12, uno de los medios estatales de la Tierra Sin Mal. El invitado se mostró contento con la presentación.

—Patricio, ¿cómo llegaste a ser subsecretario de Relaciones Internacionales de la provincia de Misiones? —, preguntó El Periodista.

—Yo hace varios años estoy colaborando con la provincia, pero concretamente, la pregunta es la subsecretaría, llegamos después, es un puesto nuevo, no estaba la subsecretaría de Relaciones Internacionales.

—¿Es a partir de esta gestión de Herrera Ahuad?

—Sí, el nombramiento mío como subsecretario fue en el final de Passalacqua, y la continuación, por supuesto con Herrera Ahuad.

En otro tramo de la entrevista, El Periodista le recuerda: “Has trabajado en el Banco Mundial, has trabajado en la OEA”. Y Lombardi agrega: “Sí, y en el BID”.

—Una experiencia que en estos casos es fundamental—, dice El Periodista.

—Sirve mucho, lo pudimos ver en un viaje con el vicegobernador y actual gobernador a Washington el año pasado. Bueno, todas esas relaciones sirven un poco en este momento para destrabar por ahí algunas cosas que están trabadas, o poder acceder por ahí a gente. Uno tiene que estar acá haciendo lobby permanente, esa agenda, esos contactos sirven y mucho.  

***

Un lobista de fácil adaptación

Lombardi, el diplomático de la Tierra Sin Mal, según datos de la AFIP, comenzó a trabajar en el ministerio de Coordinación General de Gabinete desde diciembre de 2016, como asesor de Relaciones Internacionales. En poco tiempo hizo gala de sus contactos, deslumbró a más de un funcionario de la renovación, y comenzó a ocuparse de asuntos claves para el Gobierno de la provincia.

El 31 de octubre de 2017, en su carácter de asesor de Relaciones Internacionales, Lombardi tomó un café con Tomás Kroyer, en aquel momento subsecretario de Relaciones de Relaciones Institucionales de la Cancillería. Eran las tres de la tarde y el motivo de la reunión fue “conversar sobre el proyecto del Consejo Federal de Relaciones Exteriores”.

En noviembre de 2017, el diplomático de Misiones voló a la ciudad alemana de Bonn para participar de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP23). No fue solo, frente a la misión se encontraba la Coordinadora del Instituto Misionero de Biodiversidad, Viviana Rovira, el subsecretario de ordenamiento territorial Juan Solari (que actualmente se encuentra en otro cargo), y el subsecretario de Ecología y Desarrollo Sustentable, Juan Manuel Díaz, (ahora en otro cargo) y el asesor ejecutivo del Instituto, Nahuel Schenone.

El 12 de julio de 2019, Lombardi se reunió con Josefa Rodríguez, secretaría de Regulación y Gestión Sanitaria del entonces Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Con el fin de “presentar (un) proyecto de Cannabis para la provincia de Misiones”, según se lee en el libro de audiencias. Fue a las 10 de la mañana en la oficina 1003 del piso 10 del edificio de la Avenida 9 de julio 1925. Del encuentro participaron Diego Sarasola, coordinador del ministerio de Salud y desarrollo Social de la Nación; Javier O´Donnell, subsecretario de Calidad, Regulación y Fiscalización de la misma cartera. Lombardi no llegó solo, estuvo acompañado por el médico Jorge Rubén Alonso, quien dijo ser asesor Científico de la Gobernación de Misiones.

Días antes de la primavera del año pasado, Lombardi se movió como pez en el agua en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington. Fue durante la firma de un acuerdo entre el organismo que dirige Luis Almagro con las provincias y municipios de los siete países que integran la Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur (Zicosur). El diplomático de Misiones había acompañado a Herrera Ahuad, que en ese momento ya era gobernador electo.

Siempre dispuesto a viajar y con la valija en apresto, a fines de octubre del año pasado el diplomático de la Tierra Sin Mal viajó a Dubai para acompañar a una delegación misionera que participó del certamen llamado Robótica First Global. En aquel viaje, Lombardi en declaraciones exclusivas a C6Digital (un medio de Misiones) dijo que la tarea a su cargo tiene que ver con “abrir puertas, especialmente internacionales”.

También aprovechó la entrevista para poner en valor su cargo: “tener una oficina que se ocupe de las relaciones internacionales es clave. Dentro de eso, trabajamos codo a codo con la Cancillería, es un trabajo en conjunto que hacemos, con una coordinación con los diplomáticos argentinos que tienen su sede en el exterior para poder conjuntamente sacar lo mejor de este tipo de viaje”.

Entre los compañeros de viaje estuvieron los renovadores de la tercera ola: el entonces responsable de la Escuela de Innovación de Misiones, Miguel Sedoff, el vicepresidente del Parque Industrial de Posadas y electo diputado provincial, Lucas Romero Spinelli, y la diputada Flavia Morales.

Además de “abrir puertas”, Lombardi destacó otros de sus atributos al señalar que los viajes que hace requieren de “mucha coordinación, adaptarse en usos y costumbre de otro país”.

Lombardi no solo acompañó a Herrera Ahuad a Washington, también estuvo durante la gira del gobernador por Europa, cuando visitó al Papa Francisco. Una importante fuente del Gobierno de Misiones aseguró que Lombardi tiene fluidos vínculos con la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires.

La misma fuente explicó que fue Lombardi quien trajo a una delegación de la Embajada de Estados Unidos integrada por el Consejero de Medio Ambiente, Ciencia, Tecnología, y Salud Michael García, y a su asistente Ángeles Coscolla. Los funcionarios estadunidenses mantuvieron reuniones con el ministro de Ecología de la provincia Mario Vialey y el subsecretario de Ecología Alan Benítez Vortish.

***

Soda y ecología

En abril de este año, el periodista Marcelo Longobardi compartió su editorial en radio Mitre con Charly Alberti. “Estaba hablando con Patricio Lombardi que es parte de mi fundación (R21), él vive en Misiones me dice que está muy claro lo que pasa con el medio ambiente y las pandemias”, contó baterista de Soda Stereo.

Siete años antes, en abril de 2013, Charly había viajado hasta Misiones “invitado para la Cena Anual Tributo a la Selva Paranaense, organizada por el Ministerio de Ecología de Misiones”, según publicó el diario El Territorio. El músico es el rostro de Revolución 21 (R21), una ONG ecologista de la que es presidente y su vicepresidente es Lombardi.

La relación de Alberti con el diplomático de la Tierra Sin Mal es de larga data. En una entrevista a El Territorio el baterista contó cómo fue su ingreso al mundo de la ecología: “Cuando comencé a transitar el camino del ambientalismo hace unos años y después de haber conocido al ex vicepresidente (de Estados Unidos) Al Gore, con quien trabajé un tiempo, me hicieron entender que el mayor de los problemas que había era el problema de la comunicación”. Lombardi habría sido quien abrió las puertas al ecologista demócrata.

***

Una temporada en la Triple Frontera

En mayo de 2007, Lombardi armó junto a un socio LP Producciones SRL y fijó la sede social en la ciudad de Posadas. Sin embargo, ambos socios tenían domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El objeto de la firma era bien amplio, abarcaba desde la organización de eventos y obras teatrales hasta la producción de películas y campañas publicitarias. Desde la creación de páginas web o la representación de artistas, hasta la comercialización de actividades turísticas o la compra de inmuebles. Un año después, Lombardi se desprendió de sus acciones y dejó a su socio.

En marzo de 2009, Lombardi encontró otro socio y armó Seguridad Iguazú SRL con sede en Av. Victoria Aguirre 262, en la turística ciudad de Puerto Iguazú. Ante escribano, Lombardi dijo ser periodista y puso como domicilio la misma dirección de la sede de la sociedad.

El objeto social del Seguridad Iguazú SRL también es amplio. Comercialización de insumos industriales e implementos de seguridad, compuestos químicos para conservación o preservación de todo tipo de maderas, insumos e implementos o productos agrícolas, ganaderos, forestales, servicios de higiene y seguridad, representación de marcas para la venta, exportación, en fin, un robro enorme.

En julio de 2015, Lombardi volvió a cambiar de rubro y armó junto a un chef italiano Iwoka Sociedad Anónima, también con sede en Puerto Iguazú. En la presentación legal, Lombardi volvió a decir que era periodista y que su domicilio era Avenida Tres Fronteras, esquina Corrientes, Puerto Iguazú. En esta oportunidad el objeto social fue corto: Hotelería, gastronomía, y servicios turísticos.

“Decía que era periodista, vivía acá, pero se lo veía muy poco. Nunca supimos si tenía otra actividad. Creo que llegó a tener alguna participación en un canal local, pero nada más. Estuvo mucho tiempo por la zona, pero no es que andaba siempre. Entiendo que sigue viviendo acá”, confió una fuente de la ciudad de las Cataratas.

Otra fuente, de la turística ciudad contó que Lombardi conoció a Passalacqua en el Boutique Hotel de la Fonte, donde solía cenar cuando era gobernador y visitaba Iguazú. El chef de ese lugar era Matteo Lagostena, el socio italiano del periodista en Iwoka SA. El hotel boutique en el que se preparaba platos gourmet de tradición italiana tomó un nuevo impulso gracias a los 1.012.500 de pesos otorgados por el CFI.

***

Una joven promesa republicana

En la página 745 de la edición definitiva del libro Argentinos, quinientos años entre el cielo y el infierno, escrito por el periodista Jorge Lanata, se encuentra el final de un capítulo que habla sobre el lobby de la empresa Enron y de uno de los hijos de George Bush para montar un millonario negocio en Argentina. Allí entra en escena Patricio Lombardi.

Tom Hicks (un inversionista texano) fue, a la vez, el principal financista de la campaña de George W. Por su parte otro de los hermanos Bush, Jeb, gobernador del Estado de Florida, nombró como subsecretario de Asuntos Latinoamericanos a Patricio Lombardi, “un argentino que hasta ese momento se desempeñaba en los Estados Unidos como funcionario de la SIDE”. En 1998 Bush presionó a Menem para que concediera una licencia de juego a la empresa Mirage Casino, que luego donó 449.000 dólares a la campaña de George W.”, se lee en el libro de Lanata.

Un artículo del diario Página 12 publicado en marzo de 2001 y firmado por Fernando Almirón también ubica a Lombardi cerca de la vieja secretaría de inteligencia.

Una amiga de Menem podría ser delegada de Bush en Latinoamérica”, es el título del artículo. Lo que sigue son tres párrafos que pintan el escenario de la estadía de Lombardi en los Estados Unidos:

Katherine Harris, la controvertida secretaria de Estado de Florida y de buena relación con Carlos Menem, podría convertirse en la delegada del presidente George W. Bush para América latina. El trabajo de Harris, que proviene de una multimillonaria familia con intereses comerciales en América del Sur, fue clave para que el flamante presidente norteamericano llegara a la Casa Blanca. La funcionaria tiene en su equipo a un argentino que trabajó para Carlos Ruckauf e hizo lobby para el gobierno menemista: Patricio Lombardi, quien intentó sentar al ex presidente y su novia, Cecilia Bolocco, a alguna mesa de alguna de las fiestas que recorrió Bush el día de su asunción. Finalmente el ex mandatario logró un lugar en el festejo organizado por los texanos por gestión del viejo George Bush”.

“Katherine Harris fue quien con absoluta discrecionalidad puso límite horario al recuento de votos manuales en los 67 condados de Florida, lo que según los analistas de la elección norteamericana colaboró para que Bush llegara a la Casa Blanca. De hecho, la funcionaria trabajó abiertamente en la campaña republicana junto al hermano del presidente y gobernador de la Florida, Jeb Bush. Durante su gestión junto a Jeb creó en ese estado del sur de la Unión la Subsecretaría para América Latina, y puso a un argentino –Lombardi– al frente de ella”.

“Hace un par de años Harris adoptó a Lombardi. El joven emprendedor nacido en Lanús trabajó como asesor ad honorem de Ruckauf cuando éste era diputado. El ahora gobernador bonaerense lo mandó a caminar los pasillos de la Cancillería. Lombardi también entabló relación con el senador Eduardo Bauzá y el entonces jefe de la SIDE, Hugo Anzorreguy. Su relación con el mundo político le permitió seguir su carrera en Estados Unidos, donde se lo vio recorriendo con entusiasmo los locales republicanos en plena campaña presidencial de Bob Dole, mientras interrumpía con insultos las conferencias que ofrecía en Washington el periodista Horacio Verbitsky. Cuando Dole fue derrotado por Clinton se acercó a la familia Bush, que lo puso bajo la tutela de Harris. Ahora Lombardi se ofrece como lobbysta en el centro del poder y ya cuenta con un contrato del poderoso grupo colombiano Cisneros”. ♣♣♣

#PA.

Miércoles 7 de octubre de 2020.

Deja un comentario