Por Fernando Oz

Armando el escenario para las elecciones legislativas de 2021, el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, abrió el juego para sumar a nuevos sectores “en un esquema más amplio”. En esa línea trabaja el ex diputado Emilio Monzó y el ex ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Larreta ya viene armando un esquema propio en diferentes provincias y prepara candidatos para que estén listos para disputar la Primarias Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO) contra el radicalismo, en caso que no haya un acuerdo. “Es verdad que en las elecciones pasadas el aparato del radicalismo tuvo un peso importante, ahora creemos que estamos en condiciones se robustecer una estructura más propia”, explicó un integrante de la conducción nacional del PRO a #PuenteAereo.

Dentro del nuevo esquema de Larreta creen que la figura de Mauricio Macri “sigue siendo importante, pero tendrá un rol diferente”. La baja imagen del expresidente es el principal motivo para mantenerlo a distancia.

El sector peronista de Juntos por el Cambio tiene dos sectores diferentes. Por un lado, el de Monzó y Frigerio, por el otro el de Miguel Ángel Pichetto y un pelotón de históricos del peronismo anti K. “Horacio tiene una postura amplia. En definitiva, todos van a armar para la misma canasta”, argumenta un ex funcionario del PRO que está trabajando en diferentes provincias.

Pareciera ser que la grita sigue marcando el rumbo
de las estrategias políticas y que ni la pandemia por el coronavirus marca otro
norte. Todo hace suponer que los diferentes sectores de Juntos por el Cambio
coinciden en que la oposición se tiene que unir en contra el kirchnerismo y no
ir dividido como en las elecciones pasadas.

Un sector de Consenso Federal, más ligado al exgobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, estaría más cerca de cerrar un acuerdo con Monzó y Frigerio que de aventurarse a ir solos. Dos ex mandatarios provinciales también están coqueteando quienes pregonan la unidad para dejar al kirchnerismo sin mayoría en ambas cámaras.

***

Según la agencia estatal Télam, fuentes del espacio de Monzó sostuvieron que “Juntos por el Cambio tiene que estar dentro de un espacio mucho más grande”. El objetivo es “fundar un nuevo espacio donde esté JxC pero también puedan estar Consenso Federal, el GEN y todos aquellos que están en la vereda de enfrente del kirchnerismo”, explicaron.

En coincidencia con las fuentes de #PuenteAereo, una de las condiciones que pone el nuevo espacio del peronismo opositor es que se aplique “democracia interna” en la alianza para la elección de candidatos, tanto en forma “horizontal” como “vertical”, esto es, a nivel local, seccional, provincial y nacional.

Según indicó Télam, “Monzó cree que las dos principales fuerzas políticas están dominadas por los extremos, y que la solución es que haya una mayor ascendencia de los moderados”. “Tenemos que generar una alternativa desde la oposición pero con puentes de diálogo concretos con otros sectores; si no, vamos a cometer los mismos errores que cuando nos cerramos durante 4 años”, advirtieron.

En esa postura aperturista, aseguran las fuentes, coincide el senador por el radicalismo Martín Lousteau. La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal también se encuentra en la misma sintonía.  ♣♣♣

#PA.

Domingo 6 de septiembre de 2020.

Deja un comentario