Desde las principales entidades del agro acusan en voz baja al ministro de Desarrollo Productivo de manejar el Consejo Agroindustrial y de tener “una actitud incendiaria”. En cambio, destacan el rol del ministro de Agricultura, Luis Basterra. Aumenta la tensión en el campo.

Esta semana la Mesa de Enlace buscará mantener un encuentro con el Consejo Agroindustrial para buscar un acuerdo alternativo a las medidas que anunció el Gobierno el pasado jueves. Recién mañana se avanzará para pactar el encuentro.

No todas las entidades que compones la Mesa de Enlace están conformes con el rol protagónico que viene tomando el Consejo Agroindustrial, que está integrado por casi 60 cámaras y asociaciones empresariales que forman parte de toda la cadena productiva.

El Consejo Agroindustrial mantiene un diálogo fluido con ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. En cambio, el único puente que la Mesa de Enlace tiene con el gobierno es a través del ministro de Agricultura, Luis Basterra.

El jueves pasado, los principales referentes del campo no asistieron a la Casa Rosada. Argumentaron que no se les avisó con tiempo. “A la Mesa de Enlace la están ninguneando y Basterra se encuentra en la misma situación, se entera de las cosas a último momento”, dijo a Negocios&Política un integrante de las entidades rurales.

En voz baja, desde la Mesa de Enlace apuntan a Kulfas como el responsable de dinamitar la relación que intentan mantener con el Gobierno. También se quejan por la “poca representación” de los sectores del campo en el Consejo Agroindustrial. “Es una mesa que tiene más de industrial que de agro”, argumentó un ruralista cercano al presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina.

El jueves, el Gobierno anunció para el agro tres medidas: una segmentación de las retenciones para darle un incentivo a los pequeños productores, una reducción temporaria de las alícuotas en general y un diferencial impositivo destinado a premiar la agregación de valor en la cadena de la soja.

***

El bueno y el malo

Para Basterra “el campo es fundamental para la economía argentina“. El funcionario, durante una entrevista a Radio Rivadavia, explicó que se están “dando todas las muestras para que el productor tome más confianza y todas las decisiones que tomamos apuntan en ese sentido”.

El ministro de Agricultura defendió las medidas anunciadas el jueves y remarcó que “todas las decisiones” del presidente Alberto Fernández fueron para “darle confianza al productor”. También explicó que “el único aumento de retenciones que se hizo fue el de la soja y no fue para que el fisco recaude más, sino para distribuir mejor entre los productores” y aseguró que la baja de retenciones otorga beneficios al sector para que liquide parte de la cosecha.

Este domingo, Kulfas calentó el clima al apuntar contra el campo. El ministro dijo que las medidas anunciadas tuvieron “una muy buena repercusión en la industria, la minería y la construcción“, y que en el agro también hay expectativas positivas salvo de “un sector minoritario que es abiertamente opositor, que tiene que ver con un alineamiento hasta político con Cambiemos”. Fue durante una entrevista concedida a Página 12.

“En términos generales, hay un sector dentro del Consejo Agroindustrial que tiene expectativas positivas, y otro minoritario que es abiertamente opositor, que tiene que ver con un alineamiento hasta político con Cambiemos, un sector que está jugando otro partido, no el del desarrollo sectorial”, disparó Kulfas.

Las palabras de Kulfas no cayeron bien. La entrevista de Página 12 corrió como agua por diferentes grupos de WhatsApp de entidades del agro. “Qué necesidad tiene. No es más fácil que nos reciban para hablar, llegar a un acuerdo, buscar alternativas. Tiene una actitud incendiaria sin ninguna necesidad”, contestó uno de los ruralistas cuando recibió el artículo en su celular.

#PA. negocios.com.ar

Martes 6 de octubre de 2020.

Deja un comentario