Pasaron cuarenta y cinco días desde que la Sala IV de la Cámara de Casación de la Provincia de Buenos Aires resolvió anular el fallo que dejó impune el femicidio de Lucía Pérez. Aunque el tribunal resolvió que se realice un nuevo juicio “con la premura que el caso amerita” uno de los acusados, Juan Pablo Offidani, aún no está notificado. Marta Montero y Guillermo Pérez, madre y padre de Lucía, brindaron una conferencia virtual en la que exigieron el fin de la negligencia jurídica estatal. Los tiempos irregulares de la justicia, el Estado ausente, y el pedido de un nuevo juicio fuera de Mar del Plata a días de cumplirse cuatro años del asesinato.

Foto: Lina Etchesuri

“Nos sentimos nuevamente violentados. Es vergonzoso el atropello que hay a las familias, a las víctimas, la falta de consideración. La justicia es una máquina de destruir a la gente, de darte golpes para que bajes la guardia, pero lejos estamos de hacerlo, cada vez ponemos la guardia más alta”, dijo Marta Montero, mamá de Lucía en la conferencia en la que junto a Guillermo Pérez, pidieron el fin de la negligencia jurídica estatal.

“Queremos un juicio a la brevedad como dijo la sentencia de Casación, no queremos un juicio dentro de dos años. No creo que estos tiempos sean la brevedad si después de 45 días Offidani no fue notificado”, sostuvo el papá de Lucía.

El tiempo irregular

El 8 de octubre de 2016 Matías Farías, 23 años, y Juan Pablo Offidani, 41 años, la llevaron a la sala de salud de Playa Serena: llegó muerta. Los apresaron un día después. El tercer detenido fue Alejandro Maciel, 61 años, acusado de encubrimiento agravado por ayudar al lavado del cuerpo muerto. En el juicio oral, Farías y Offidani fueron condenados a ocho años de prisión y una multa de 135 mil pesos por el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo”. Maciel fue sobreseído y quedó en libertad. El sitio marplatense 0223 informó que murió semanas atrás por un cáncer de pulmón. Ninguno de los tres fue condenado por el femicidio de Lucía. 

El 12 de agosto de este año el tribunal compuesto por los jueces Carlos Natiello, Mario Eduardo Kohan y Fernando Luis María Mancini de la Sala IV de la Cámara de Casación de la Provincia de Buenos Aires resolvió anular el fallo. Matías Farías apeló esta decisión, pero la familia de Lucía se enteró, mediante el fiscal de Casación Dr. Carlos Altuve, que Offidani aún no está notificado.

“Esto significa que se sigue retrasando todo, los tiempos corren cuando se notifica a la defensa”, dice a lavaca Marta Montero, “esto funciona así, que ellos hayan tropezado con nosotros y nosotros le demos pelea es otra cosa. Para ellos es normal esta irregularidad, pero para nosotros no es normal”.

Las preguntas que quedan

En la conferencia virtuak brindada por la familia de Lucía Pérez su madre se preguntó: “¿Qué pasa con el sistema bonaerense de justicia? ¿Qué desprolijidad es la que hay? ¿Qué privilegios tiene Offidani? ¿Se están riendo una vez más de nosotros en la cara?”.

Las respuestas se buscan a días de que se cumplan cuatro años del femicidio de Lucía, y aún a la espera de que se haga justicia. “Para nosotros hoy fue un golpe más como todos los que hemos sufrido con esta justicia. Es vergonzoso, muy triste y doloroso”.

Guillermo Pérez: “Basta de atropello judicial. Estamos cansados, siempre con palos en las ruedas, esto se tiene que terminar”.

Marta Montero: “Ya mataron a Lucia y el Estado no estuvo presente. Esta gente vendía drogas en la puerta del colegio y el Estado nunca lo vio. No estuvo ahí y tampoco está ahora. ¿Qué pasa?, ¿Dónde están los derechos de Lucia?, ¿Dónde están los derechos de la familia de Lucía? Una vez más la justicia es clasista, colonial y perversa”.

El juicio que viene

En vísperas de un nuevo aniversario del femicidio no hay aún fecha del nuevo juicio por el asesinato de Lucía Pérez. Su familia exige que no se haga en Mar del Plata donde su madre denuncia que la impunidad está enquistada.

“El juicio de Lucía se va a hacer con fiscales y jueces con perspectiva de género, con gente acorde a la situación que vivimos», sostuvo. «Los derechos de Lucía y de nuestra familia no se vulneran más. Y de tantas Lucías que mataron y no tienen justicia”.

¿Qué respuesta reciben frente al pedido de que el juicio se realice en otro lado?

-Nos dicen que no se puede, pero nosotras las mujeres sabemos por dónde ir. El juicio no se va a hacer en Mar del Plata, se va a hacer con fiscales y jueces con perspectiva de género. Nos dicen que no y lejos de achicarnos, nos duplicamos peor. Acá no hay una, acá somos todas, la lucha es de todas. El juicio no se va a hacer acá porque acá esta enquistado.

¿Qué se está exigiendo en Mar del Plata?

-No vamos a parar hasta conseguir una fiscalía especializada. Estamos pidiendo públicamente una fiscalía. No vamos a permitir más esta violación de nuestros derechos, nunca más nos callaremos la boca como pretenden hacernos callar. Basta.

Deja un comentario