Por Roberto Jordan

El presidente Alberto Fernández aseguró que el
Gobierno será “implacable” con quienes delinquen, “con el Código
Penal en la mano”. Un plan que incluirá el despliegue de 3.957 nuevos
agentes federales en la provincia, con lo que se duplicará el número actual.

El Gobierno anunció el “programa de
fortalecimiento de la seguridad en la provincia de Buenos Aires”. En los
últimos meses vecinos e instituciones denunciaron un aumento de la inseguridad,
que incluirá el despliegue de más agentes federales y la adquisición de
recursos como cámaras de seguridad.

El anuncio se realizó ayer por tarde en un acto
simultáneo desde la residencia de Olivos y los partidos bonaerenses de Quilmes,
San Isidro y Merlo, desde donde se encontraban funcionarios y los 24
intendentes de los municipios abarcados en la iniciativa. El jefe de Estado
sostuvo que el Gobierno nacional trabaja para “darle al que está peor la
oportunidad” para que “no se dejen tentar por el crimen como
salida”.

“Si este plan funciona, la impunidad bajará y
eso demandará más lugares en las cárceles. Por eso buscamos crear cárceles que
den condiciones de encierro adecuadas a los que delinquen”, dijo el
mandatario al anunciar el programa que también comprende la creación de nuevas
unidades penitenciarias.

***

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, detalló las medidas de un plan que incluirá el despliegue de 3.957 nuevos agentes federales en la provincia, con lo que se duplicará el número actual, la adquisición de 2.200 vehículos policiales, cámaras de seguridad y otros elementos de protección, y la creación de 4.000 “paradas seguras” con botones anti pánico.

Cafiero adelantó también la construcción de 12
nuevas unidades carcelarias, que agregarán 5.000 plazas al sistema
penitenciario en la provincia y que permitirán “trasladar a los reclusos
de las comisarias a estas dependencias”.

Además, a través de un convenio con la provincia de
Buenos Aires, se transferirán 10 mil millones de pesos para adquirir chalecos
antibalas, cámaras de seguridad, armamento, municiones, tecnología analítica
aplicada y móviles policiales.

En cuanto al despliegue de fuerzas federales en el
conurbano, se informó que el Gobierno invertirá 3.780 millones de pesos y que
habrá un incremento de 100% de las fuerzas en operativos de seguridad.

También se comunicó que se construirán 12 unidades
carcelarias con 5 mil nuevas plazas y una inversión de 12.800 millones de
pesos: dos unidades de 1.000 plazas cada una y 10 alcaidías de 300 lugares cada
una. Según los datos del Gobierno, de los 48.565 detenidos en la provincia,
5.471 se encuentran en comisarías.

Asimismo, se anunció que habrá obras en 96
comisarías distribuidas en los 24 partidos del Gran Buenos Aires con una
inversión estimada de 3.072 millones de pesos y la construcción de la primera
etapa del Complejo Federal de Condenados de Agote en el Municipio de Mercedes,
con una inversión de 3.234 millones de pesos.

A su vez, se construirán 4 mil paradas seguras, con
una inversión de $ 3.370 millones distribuidas en los principales corredores,
que cuentan con botón antipánico, intercomunicador conectado a un centro de
monitoreo de seguridad, cámara domo 360 grados, reconocimiento facial, conexión
wifi y pantalla informativa.

***

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel
Kicillof
, agregó que durante los próximos 18 meses se incorporarán 10.000
nuevos agentes a la policía provincial, y reiteró la intención de su Gobierno
de luchar contra la inseguridad. “Lo más importante que estamos haciendo
hoy es diciéndole a la provincia de Buenos Aires, a su pueblo, que nos estamos
ocupando de la inseguridad, que entendemos que no se pueden cometer
delitos”, destacó durante el acto de presentación, que de manera virtual
unió a autoridades nacionales, provinciales y municipales en diferentes sedes.

Antes, Fernández había detallado que la
inseguridad en la provincia, la más poblada del país, es una de las mayores
preocupaciones del Ejecutivo. “En el gran Buenos Aires se ha concentrado
el problema mayor del delito, es el tema que más nos preocupa hoy en día, más
allá de la pandemia, que es sin duda lo que más nos ocupa”, detalló.

El mandatario se refirió a los familiares y víctimas
de delitos violentos, también presentes en el acto, y aseguró que “lo que
buscan no es el odio, el rencor, es justicia, y hacen muy bien en pedirlo,
porque una buena sociedad (…) tiene que garantizarle a los ciudadanos
seguridad, y tiene que garantizarle al que ha delinquido la consecuencia de su
delito, que es la pena”.           ♣♣♣

#PA.

Sábado 5 de septiembre de 2020.

Deja un comentario