106 marchas se realizaron en todo el país este año para exigir Paren de matarnos y para gritar El Estado es responsable. Esa es la cifra que queremos destacar este mes y surge de la información que incorporamos en nuestro padrón online para sistematizar cómo la sociedad se organiza y clama justicia ante cada femicidio.

Si se lee con atención el listado de localidades que fueron escenario de estas marchas se notará que es en las periferias donde este tipo de violencia golpea con más fuerza, pero también es allí donde las personas se organizan inmediatamente para responderla.

Este mes de septiembre, además, dos marchas fueron reprimidas brutalmente por la misma policía que no hizo ningún esfuerzo por encontrar a las víctimas ni investigar sus muertes: una en Moreno, provincia de Buenos Aires, y otra en Palpalá, Jujuy. No es tampoco otra coincidencia que en ambos casos las víctimas fueron muy jóvenes y que las marchas atacadas por la policía con balas de gomas y gases fueran protagonizadas por adolescentes. En Jujuy toda la provincia se sacudió dos días después de la represión para acompañar el reclamo de la sociedad de Palpalá y de los padres de la niña asesinada. Dos gremios -Ate y CTA Autónoma- realizaron una conferencia de prensa para señalar en esa provincia del norte argentino se repite un escenario similar al de los femicidios cometidos en las periferias bonaerenses: zonas liberadas, inacción policial y represión de movilizaciones que exigen justicia.

Abra Pampa

El Dorado

Colonia Caroya

Caleta Olivia

Beravú

Tunuyán

Capilla del Monte

Fortín Olmos

Huacalera

Y así…

La lista de pequeñas localidades que se han movilizado estos meses a pesar del aislamiento obligatorio es clara: en esos territorios, como bien señaló la mamá de Iara, “Las mujeres tenemos más chances de morir por violencia machista que por COVID”.

En esos territorios, además, se está librando la batalla contra la impunidad que garantiza el Estado para estos crímenes.

Es clave, entonces, que en esos territorios trabaje un equipo experto e independiente para garantizar desde el primer momento que la investigación de estos crímenes se realice acorde al Estado de Derecho.

Un equipo experto e independiente que, en la sólida tradición y enseñanza que nos lega la experiencia del Equipo de Antropología Forense, se dedique especialmente a investigar y producir pruebas en aquellas causas de femicidios en las que pueda sospecharse que la policía y/o el Poder Judicial no va a garantizarlo, ya sea por acción, omision o corrupción de las instituciones locales.

Eso exigimos.

Datos de nuestro padrón online: síntesis

Desde el 1 de enero al 30 de septiembre de 2020

204 mujeres asesinadas, 5 estaban embarazadas.

134 tentativas de femicidio desde que comenzó la reclusión social obligatoria.

75 travestis y trans muertas.

264 infancias huerfanas

27 femicidas se suicidaron luego de matar.

3 muertas por abortos clandestinos

106 marchas y movilizaciones para exigir: Paren de matarnos.

Deja un comentario