Si crees que perder una foto es cuestión de mala suerte, estás en el lugar adecuado. Te traigo una infografía para que diseñes tu propio flujo de trabajo en fotografía. Porque no, normalmente perder una imagen no será cuestión de mala suerte, sino de no hacer las cosas de forma adecuada.

Con tu flujo de trabajo te aseguras de no perder una foto ni antes de tomarla, ni después.

¿Cómo diseñar tu propio flujo de trabajo y no perder nunca una fotografía?

En esta infografía te resumo cómo puedes diseñar tu propio flujo de trabajo o workflou, para que tu cámara siempre esté preparada, para que no te falte nada el día de la sesión, para que asegures las copias. Sigue siempre el flujo de trabajo que establezcas para ti y a la larga ganarás mucho tiempo.

👉 Nota de Mario: No te pierdas nuestro Recomendador de cámaras personalizado aquí, una herramienta online que te sugiere una cámara de fotos en función de tu uso, tus preferencias y tus necesidades particulares. Ideal si te estás planteando comprar o cambiar de cámara próximamente.

Infografía de cómo diseñar tu flujo de trabajo en fotografía” width=”1200″>

Espero que esta infografía te resulte útil.

¿Te ha gustado descubrir cómo diseñar tu workflow?

Si tu respuesta es sí, compártela en tu red social favorita, o insértala en tu propio blog o página web (acuérdate de citarnos como fuente 🙏🏻).

Para terminar, aquí un artículo que te puede ayudar a profundizar a la hora de diseñar tu propio workflow:

Deja un comentario