El presidente Alberto Fernández aseguró ayer que la nueva oferta de reestructuración de deuda externa presentada por la Argentina representa “el máximo esfuerzo” y “la última oferta”, con lo cual espera que los acreedores “la entiendan”.

“Se hizo una oferta, vimos que estábamos lejos de sus aspiraciones; la revisamos e hicimos el máximo esfuerzo y está la última oferta; espero que la entiendan”, aseveró la tarde del lunes el mandatario en una entrevista que concedió a la radio FM La Patriada.

“Estamos tratando de acercarnos con los acreedores, ya
hemos hecho el último esfuerzo. Como me comprometí ante el pueblo que me votó:
no vamos a pagar la deuda postergando los intereses de los argentinos y esto es
lo que podemos”, aseguró Fernández.

El presidente agregó: “No podemos más que esto y
esperamos que lo entiendan porque no nos vamos a mover de esto”.

“Trabajamos con mucha seriedad y de muy buena fe, y eso
lo ha reconocido el Fondo Monetario Internacional (FMI), el G20, Francia y
Alemania; todos elogiaron el esfuerzo argentino, que se da en este contexto de
pandemia”, concluyó el mandatario.

***

“Argentina tiene voluntad plena de llegar a un
acuerdo” 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó a su vez que la “Argentina tiene voluntad plena de llegar a un acuerdo” en las negociaciones por la deuda y que ese entendimiento tiene que servir para que el país pueda “establecer condiciones para la recuperación económica”.

En una entrevista con el canal La Nación , Guzmán dijo que
“lo que hicimos en los últimos días muestra que hay realmente mucho
interés en que haya un acuerdo. Hemos hecho un esfuerzo muy grande, el máximo
que puede hacer Argentina”.

A renglón seguido, el titular del Palacio de Hacienda
resaltó que “hay acreedores que ya están acompañando, ha habido una
recepción inicial que consideramos muy positiva”, en referencia a los
pronunciamientos de los fondos Gramercy, Fintech y Greylock.

En lo que respecta a la posición del grupo Ad Hoc
-considerado como el más duro en la negociación- Guzmán sostuvo que “se
plantaron en una posición y lo que buscaban era que Argentina continúe yendo
más allá de lo que puede”.

Para Guzmán, la importancia básica del acuerdo es que
Argentina tanto para el sector privado como para el público “tenga las
condiciones para que genere trabajo, inclusión y más oportunidades para el
ciudadano común”.

“La deuda, cuando se vuelve insostenible, que es lo que
pasó a partir del año 2018, se vuelve una carga que asfixia esas
posibilidades”, explicó.

En lo que respecta al sector público, destacó que la
importancia de la reestructuración radica en que “permita continuar con
las políticas de educación, ciencia y tecnología”.

En relación a la emisión monetaria dijo que es un tema que
“preocupa y al que le prestamos mucha atención”. “La economía
argentina ya estaba enferma y a esa economía enferma le llegó el coronavirus,
lo hace más difícil lidiar con el virus”, subrayó.

***

Vencimientos refinanciados

La Secretaría de Finanzas destacó este lunes que durante el
segundo trimestre de 2020 se logró refinanciar la totalidad de los vencimientos
de deuda en pesos. La dependencia oficial precisó, en un comunicado, que entre
los meses de abril y junio obtuvieron US$11.395 millones de pesos, una cifra
superior a los vencimientos previstos para ese período.

“Tras los avances conseguidos en el proceso de
normalización del mercado de deuda pública en pesos, la Secretaría de Finanzas
continúa trabajando en la construcción de un perfil de vencimientos sostenible
en el tiempo y en poder ofrecer instrumentos atractivos a los inversores con el
objetivo de desarrollar una fuente permanente de financiamiento para el Tesoro
Nacional”, sostuvo la secretaria que conduce Diego Bastourre.

Según un informe elaborado por Finanzas, “mientras en
el primer trimestre de 2020 el porcentaje de refinanciamiento (rollover)
alcanzó el 61%, durante el segundo trimestre este indicador superó el
100%”.

Asimismo, la cartera que funciona en la órbita del
Ministerio de Economía precisó que durante el primer semestre del año, “los
instrumentos en pesos ofrecidos por el Sector Público Nacional brindaron al
ahorrista retornos reales positivos”.

“De tasas de rendimiento en torno al 8% y 10% a fines de
mayo para los bonos ajustables por CER, en junio se observó una significativa
compresión en las tasas en el mercado secundario en aproximadamente 400 puntos
básicos para el tramo corto de la curva, un factor positivo que evidencia la
mayor confianza del mercado en los instrumentos del Tesoro y propicia un menor
costo de endeudamiento presente y futuro”, indicó la dependencia oficial.

“Estos niveles de tasas de interés se encuentran en línea con la sostenibilidad de la deuda”, aseguró la Secretaría de Finanzas.

#PA. Té­lam.

martes 14 de julio de 2020

Deja un comentario