Por Cristian Franchi


La transferencia de recursos de CABA a la Provincia trajo cola pese a la firma de la carta de respaldo de 19 gobernadores. Algunos de los que firmaron esa misiva pretenden sentarse de nuevo, poner papeles sobre la mesa y renegociar la coparticipación.

A excepción del peronista cordobés Juan Schiaretti y de los radicales Rodolfo Suarez (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) el resto de los líderes provinciales salieron rápidamente a respaldar la decisión a la espera de que se produzca un efecto derrame en sus distritos a posteriori.

Entre quienes observan desde afuera la pulseada entre CABA y la Provincia, el catamarqueño Raúl Jalil se refirió a las distorsiones que tiene la Ley de Coparticipación, las cuales no se pudieron modificar en 1996 por las dificultades para llegar a un acuerdo unánime. “Es una gran oportunidad para empezar a discutir a fondo la Ley de Coparticipación”, señaló a en declaraciones al diario local El Ancasti. “Hay que hacer una reforma tributaria y ver cómo se van a repartir esos tributos en toda la Argentina”, añadió.

También el entrerriano Gustavo Bordet elogió la medida del Presidente por “interpretar lo que ocurre en los 24 distritos”. “Siempre sostuvimos que era muy inequitativo generar un aumento de esas proporciones a CABA por decreto”, dijo Bordet a Uno Entre Ríos. En la misma sintonía, el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, destacó la transferencia de recursos como “una decisión histórica”.

“La discusión de la coparticipación hay que darla, y todavía falta saldar muchas cuestiones”, señaló el mandatario del sello FORJA. “Si cuando te dan de más está mal, después, si te lo quitan no hay que protestar. Tenemos que discutir qué Argentina queremos. El Presidente lo que hizo es un acto de restitución histórica”, señaló, en relación a las quejas de Rodríguez Larreta.

La gobernadora de Río Negro Arabela Carreras, resaltó que la discusión era “sobre el federalismo” y que la coparticipación era “un solo aspecto”. En ese sentido, mencionó que busca la forma legal de corregir un hecho mencionado por lo bajo en varios distritos: el de las empresas que operan y extraen recursos de provincias pero que tributan en CABA por tener allí su casa central. Carreras pidió también restablecer los reembolsos a los puertos patagónicos para cortar con el centralismo de los puertos de Buenos Aires.

Por otra parte, otro de los que se refirió a la disputa fue el puntano Alberto Rodríguez Saá, quien también apuntó contra porteños y bonaerenses. Con los primeros, al mencionar que se tendría que haber anulado antes la suba de coparticipación. “A nosotros nos dieron las escuelas y nos dijeron ‘arréglense’”, dijo el gobernador de San Luis, quien también sostuvo que “es verso” que a la provincia de Buenos Aires le hayan quitado 8% de coparticipación en la década del ochenta y recordó una frase dicha hace un tiempo atrás: “La ciudad de Buenos Aires, donde se concentra el mayor poder económico, no produce nada. Yo no vi plantación de soja, ni plantaciones de maíz ni fábricas de nada”.

***

¿Compensación con TNA?

Acumulado a agosto 2020, las transferencias totales (automáticas y no automáticas) del Estado nacional a las provincias y la CABA totalizaron $1.567.110 millones, creciendo un 39,2% contra el mismo período 2019, por lo cual pierden ante la inflación, a partir de la caída de los recursos automáticos (coparticipación) y pese al fuerte incremento de las transferencias discrecionales en el marco del programa de emergencia sanitaria por la pandemia del COVID19.

En ese marco, la provincia de Buenos Aires encabeza los envíos, con un total captado de $405.253,2 millones de pesos; es decir, el 25,9% del total nacional distribuido a los distritos. Santa Fe y Córdoba son los distritos con la mayor participación luego de la PBA, concentrando el 15,6% entre ambas provincias.

Ahora bien, si se discrimina según el tipo de transferencia, se observa con facilidad que la provincia de Buenos Aires ha sido la más beneficiada en términos de transferencias discrecionales: del total que recibió la provincia, el 25,5% son transferencias no automáticas: es el único distrito con una participación de los TNA mayor al 20%. En solo otros ocho distritos del país los TNA representan más del 10% del total, mientras que en el resto no llega a los dos dígitos.

Además, si se mide la participación por provincia del total de las TNA, el 47,5% fue a la provincia de Buenos Aires. Córdoba concentra el 6,4%, Santa Fe el 4,9%, Entre Ríos el 4,6% y la CABA el 4%. Las 19 jurisdicciones restantes concentran el 32,5%.

Analizando la variación de las transferencias contra el mismo período 2019, la provincia de Buenos Aires es la única que supera ampliamente al IPC nacional, con una fuerte brecha respecto a otros distritos: creció un 63,1%, explicando por el fuerte salto de las TNA explicado anteriormente. La provincia que le sigue es Tucumán, con un alza del 43%, veinte puntos por debajo del crecimiento de la PBA.

Aún con todo esto, si medidos las transferencias en términos per cápita, la PBA sigue siendo la que menos recibe en todo el país: en el acumulado 2020, las transferencias a la PBA equivalieron a $23.103 por bonaerense, dando un importante salto respecto al mismo período 2019 cuando fue de $14.447 por habitante.

Con el crecimiento de recursos del 2020, acortó significativamente la brecha con la CABA: en 2019 las transferencias per cápita de la CABA eran de $19.937,9 vs los $14.447 de la PBA; en 2020 fue de $25.159,6 contra $23.103. Ambos casos están muy lejos de los valores per cápita de provincias pequeñas como el caso de Tierra del Fuego, que lidera el ranking nacional: en 2019 (enero – agosto) las transferencias por fueguino eran de $72.968,3, y en 2020 (mismo período) son por $93.652,7. ♣♣♣

#PA.

MIERCOLES 16 DE SEPTIEMBRE DE 2020.

Deja un comentario