La región pasa su momento más critico a causa del coronavirus y los estallidos sociales, pero ahora se enfrenta a una ola de despidos y rebajas de sueldo que podrían superar el 25%.

América Latina podría perder más de 45 millones de empleos
por la pandemia de la COVID-19, dijo el pasado jueves el especialista Diego
García Saucedo, miembro de la Academia Mexicana del Derecho Procesal del
Trabajo.

La pérdida de puestos de trabajo se presentaría en especial
en sectores como servicios y turismo, e incluso se prevé que empresas como la
estadounidense AT&T y otras trasnacionales anuncien recortes en México en
breve, explicó García Saucedo.

El especialista afirmó que los recortes de personal en la
pandemia de la COVID-19 están provocando que los sueldos se reduzcan entre un
20 % y un 25 %.

Además, sostuvo, “los nuevos puestos de trabajo tendrán
una reducción de percepciones debido a que se prevé una sobre oferta de mano de
obra”, señaló en un análisis.

Explicó que diversas empresas trasnacionales “estarán
en riesgo” de esta situación y que varios grupos de trabajadores ya han
manifestado su preocupación al respecto de despidos y bajos salarios.

La trasnacional AT&T, ejemplificó, señaló en su reporte
del segundo trimestre del 2020 para México una caída anual de ingresos del 33,8
%.

Confirmó que, en Estados Unidos, la empresa de
comunicaciones ha informado al sindicato Communications Workers of America que
planea recortar más de 3.400 puestos de trabajo y que cerrará más de 250 de sus
tiendas Mobility y Cricket Wireless.

Estas decisiones impactarían a 1.300 empleos minoristas
“y eso podría afectar también a México donde tiene 18.000 empleados”,
indicó el especialista.

García Saucedo aseveró que, en los últimos tres meses, en
América Latina se han perdido alrededor de 45 millones de empleos no obstante
el reinicio parcial de actividades y ahora se está previendo un panorama
todavía complicado en materia laboral.

Muchas empresas argumentan que, por efecto de la pandemia y
los más de tres meses de inactividad, no están en capacidad de conservar los
empleos y tampoco en darles liquidación a los trabajadores despedidos, comentó.

El especialista advirtió que esta situación
“contraviene las leyes laborales en diversos países de América
Latina”, aunque por la situación de quiebra solo mediante un juicio que
podría extenderse meses se podrían solucionar las liquidaciones.

Consideró que en el tema de la reducción salarial los trabajadores y empresas deben pactar de común acuerdo porque el objetivo primordial es mantener los empleos en tanto se reactiva la economía a niveles similares a los de antes de la pandemia.

#PA. EFE.

Domingo 23 de agosto de 2020.

Deja un comentario