La tasa de homicidios de personas negras en Brasil subió de 34 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2008 a 37,8 en 2018, un aumento del 11,5 % en la década, según los datos divulgados este jueves por el Atlas de la Violencia 2020.

Solo en 2018 el 75,7 % de las víctimas de homicidio en Brasil eran negras, de acuerdo con el estudio, realizado por la organización no gubernamental Foro Brasileño de Seguridad Pública y por el estatal Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas (Ipea) con datos del Ministerio de Salud.

De los 628.000 homicidios que se registraron entre 2008 y 2018, el 71,1 % fue perpetrado con armas de fuego y el 91,8 % de las víctimas fueron hombres, de los cuales un 55,3 % jóvenes entre 15 y 29 años, aunque la mayor franja estuvo entre los de 15 y 19 años.

“De 1980 a 2018 observamos 265.000 niños y adolescentes asesinados en Brasil. Es una barbarie, un número chocante, que nos hace percibir que hay algo equivocado”, señaló Daniel Cerqueira, coordinador de la investigación, en una rueda de prensa virtual.

Mientras que el número de asesinatos de negros creció 11,5 % en la década analizada, el de los no negros cayó un 12,9 % en el mismo período. De acuerdo con la clasificación del Gobierno brasileño, las personas negras incluyen las negras y mulatas, mientras que las consideradas no negras, abarcan a las personas de raza blanca, amarilla (orientales) e indígenas.

Así las cosas, por cada no negro asesinado en el gigante suramericano entre 2008 y 2018; 2,7 negros fueron víctimas de homicidio, según el estudio.

***

Una mujer es asesinada cada dos horas

En 2018 la tasa de feminicidios fue de 4,3 por cada 100.000 mujeres, lo que supone una caída del 9,3 % de los asesinatos para ese sexo entre 2017 y 2018.

No obstante, durante 2018 se registraron 4.519 homicidios de mujeres, lo que significa que una mujer fue asesinada cada dos horas, siendo la gran mayoría (68 %) negras.

La situación es una continuación de lo que viene ocurriendo desde años atrás. Entre 2008 y 2018 los asesinatos de mujeres crecieron un 4,2 % y la tasa de homicidios para las negras creció un 12,4 %, mientras que los asesinatos de las no negras cayeron un 11,7 %.

***

Caen los homicidios

Pese al aumento de los homicidios de negro y mujeres, el número de asesinatos registrado en Brasil en 2018 (57.956) fue el menor en cuatro años. De acuerdo con el Atlas de la Violencia 2020, la caída fue del 12 % en relación con 2017.

Esto significa que Brasil está regresando a los promedios que tenía entre 2008 y 2013, cuando ocurrieron entre 50.000 y 58.000 asesinatos por año.

Con una tasa de 27,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, los mayores índices de asesinatos fueron registrados en la región norte y nordeste del país, principalmente en los estados de Roraira, Ceará, Pará, Rondonia, Amapá y Sergipe.

Ya los menores índices se concentraron en algunas regiones del sur, centro y sureste de Brasil, como Mato Groso do Sul, Piauí, Brasilia, Minas Gerais, Santa Catarina y Sao Paulo.

El Atlas de la Violencia 2020 también analizó la situación de la población LGTB , para la que la violencia física aumentó un 10,9 % entre 2017 y 2018, la sicológica un 7,4 % y la de otros tipos de violencia un 76,8 %.

#PA. EFE, Río de Janeiro.

Viernes 28 de agosto de 2020.

Deja un comentario