Esta semana tenemos como Autor Invitado a Mariana Campos, una lectora que te propone 8 ejercicios para entrenar el ojo fotográfico, porque sabes que el ojo fotográfico se puede desarrollar, ¿verdad?

Para estar en forma y lograr siempre un mayor rendimiento necesitamos entrenar, y esto se aplica en todos los ámbitos de nuestra vida. En el campo de la fotografía también es válido, pues si quieres mejorar la calidad de tus fotografías, lo que debes hacer es ejercitar tu ojo fotográfico.

El entrenamiento va dirigido a fortalecer tu destreza en la captura de los elementos de la imagen, agudizar tus sentidos, aprender a dirigir la mirada del espectador, a lograr el aprovechamiento del entorno y, sobre todo, a provocar sentimientos y sensaciones.

A continuación, te daré algunas actividades que podrás realizar con una cámara digital o con tu smartphone; la frecuencia puede ser diaria, semanal, mensual, tú elige la que mejor se adapte a tu estilo de vida. Puedes entrenar por la mañana, por la tarde o por la noche, pero no olvides que la luz varía durante el día, por ello, es importante que pienses en alternar los momentos del ejercicio.

¡Comencemos ya con los 8 ejercicios para entrenar tu ojo fotográfico!      

1. Construye un «Abecedario»

Se trata de conseguir las letras del abecedario en aquellos lugares, objetos y formas que tengas a la mano. La información que arrojará la fotografía solo puede ser la correspondiente a la letra encontrada; importante, no vale reencuadrar en edición, te debe salir en una sola toma.

Te sugiero que las fotos las realices en el mismo formato (horizontal o vertical), con ello se te hará más sencilla la tarea y el resultado será más homogéneo. Puedes utilizar tanto letras mayúsculas como minúsculas. 

Letra G en fachada roja, ejemplo de construcción de abecedario fotográfico” width=”1536″>
Construye tu abecedario fotográfico

Ahora a partir de aquí, como en el gimnasio, las series serán de 8 fotos en cada caso. No olvides hacer pausas, beber suficiente agua y tomar pequeños bocadillos ;P . Puedes hacerlo más divertido si vas escuchando música con tus cascos.

2. El Color como protagonista

Este ejercicio consiste en elegir un color predominante para cada toma. Deberás moverte por los espacios cotidianos que te rodean, aquí se trata de poner el ojo en ese lugar estratégico, donde el color te dirá que es el protagonista de tu foto.

Fachada naranja con fondo azul, ejercicio de color para entrenar el ojo fotográfico” width=”1500″>
Busca un color como protagonista

Luego puedes plantearte una serie fotográfica dedicada a él, puede ser un color al día, el color de la semana o del mes. Aquí tienes consejos para componer con el color.

3. El juego de las formas  

Es hora de jugar y divertirte con las formas. Selecciona una forma geométrica, círculo, cuadrado, rectángulo, rombos, estrellas, cilindros, etc., y pon a volar tu imaginación.

Aprovéchate del encuadre, ayúdate con elementos arquitectónicos y con objetos que posean esa forma predefinida; también es válida la unión de varios elementos para generar la forma deseada, mezcla tanto como lo desees, y atrévete a expresarte a través de ellas.

Helado con forma de triángulo. Ejemplo de ejercicio para encontrar las formas en los objetos” width=”1536″>
Encuentra las formas en los objetos cotidianos

4. Busca la luz

En esta oportunidad vas a utilizar todas las direcciones en las que puede incidir la luz sobre un sujeto, objeto u escena. Estas son:

  • son frontal
  • desde arriba (cenital)
  • trasera (contraluz)
  • lateral
  • desde abajo (contra cenital)
  • o puntual donde iluminas solo una parte
Flor a contraluz para ejercicio fotográfico” width=”770″>
Fotografía la luz desde todas direcciones

Mi consejo es que al principio aproveches las primeras horas del día, donde la luz es más difusa, pues conforme pasen las horas se irá volviendo más dura y requerirás un poco más de entrenamiento.

👉 Nota de Mario: No te pierdas nuestro Recomendador de cámaras personalizado aquí, una herramienta online que te sugiere una cámara de fotos en función de tu uso, tus preferencias y tus necesidades particulares. Ideal si te estás planteando comprar o cambiar de cámara próximamente.

Recuerda la posibilidad de manejar la luz para trasmitir sensaciones visuales, que pueden ir desde lo delicado, suave y etéreo hasta lo dramático, misterioso o aterrador.

5. Enfrenta aquello que contrasta

En esta oportunidad vas a buscar aquello que en un primer plano provoque contraste, bien sea de color, textura, formas, desenfoque, temperatura, movimiento, dirección y sentido; utiliza todo recurso que te ayude a expresarlo.

La luz en este caso interviene especialmente, pues con ella puedes generar sombras más o menos fuertes, y allí el contraste se verá marcado. Lo valioso de este ejercicio radica en llamar la atención del espectador haciéndole sentir el contrate. 

Fotografía de comida con contraste de color” width=”1500″>
Cualquier objeto o momento cotidiano sirve para buscar contrastes

6. Siente la textura

Quizás sea de los ejercicios más sencillos de realizar, porque estamos rodeados de miles de objetos con infinita diversidad de superficies.

Estas son algunas ideas de texturas que para que practiques: ladrillo, madera, alfombra, piel de animal, acuarela, pizarra, metal, tela, piedra, naturaleza, papel arrugado.

Recurre a objetos, materiales y todo aquello que los construya, para que lo visible a primera vista te permita generar en tu espectador la sensación del tacto visual.

Pintura sobre lienzo que ofrece sensación de tacto visual” width=”1536″>
Encuentra las texturas para crear sensación de tacto visual

7. Humaniza tu fotografía

La fotografía que quizás suele conectar más con su espectador es ella que muestra algún elemento humano. Encontrar rostros, ojos, labios, manos, torsos, pies, espaldas de personas, siempre genera curiosidad e interés visual.

Dirige la mirada hacia el ser humano y captura la tersura de una piel, el brillo de una mirada, la delicadeza de unas manos, la fuerza de los brazos, la sensualidad de unos labios o la belleza del paso del tiempo en un rostro.

Fotografía de mano con arena ” width=”1500″>
Incluye el elemento humano

8. Pon el ojo en lo que es diferente

Así lleves mucho o poco tiempo haciendo fotos por tu cuenta, es posible que siempre utilices el mismo estilo, los mismos escenarios o los mismos modelos, olvidando que para tu ojo fotográfico es vital tener viva la llama de la espontaneidad.

Por eso, con este ejercicio quiero sacarte de tu zona de confort, es decir, vas a hacer fotografías totalmente diferentes a las que has venido haciendo. El reto para ti está en generar un cambio radical temporalmente; si solo haces paisajes panorámicos anímate a realizar encuadres de objetos pequeños; si lo que te gusta son las tomas con grupos de personas intenta la foto de retrato, si tus fotografías son siempre a color juega con el blanco y el negro en alto contraste. Y así sucesivamente. 

Mano fotografiando escalera” width=”1536″>
Sal de tu zona de confort

Debes saber que este es el primer nivel de entrenamiento, el fundamental; luego vienen otros músculos que desarrollar, otras rutinas que seguir, otros objetivos que alcanzar. Prepararte siempre te hará sentir mejor y más seguro de tu potencial.

Generar imágenes es un proceso maravilloso, potente, lleno de creatividad. Ejercitándote, tu universo artístico irá tomando forma, tu voz sonará más clara y definida. La fotografía se ejercita de muchas otras maneras y en este blog tienes muchos ejemplos; considerado desde ya una suerte de entrenador personal para ti.   

Este es un artículo de Mariana Campos, una lectora que ha querido compartir contigo y con el resto de lectores estos 8 ejercicios para entrenar tu ojo fotográfico que esperamos que te sean de gran utilidad.

¿Te ha gustado el artículo? Dale las gracias a Mariana por sus consejos compartiendo el artículo en tu red social favorita para que otros puedan también realizar estos ejercicios y entrenar su ojo fotográfico. Gracias y hasta la próxima.

Deja un comentario