Por Fernando Oz


Por la indiscreción de una conversación privada, el
expresidente quedó sin paraguas bajo un clima de desestabilización. Lobistas de
Washington y la contratista de mercenarios Silvercop. El Comando Sur y la nueva
base de la AFI en la Triple Frontera.

Nadie debería pasar por alto ni minimizar las repudiables
declaraciones de Eduardo Duhalde: “No va a haber elecciones porque
Argentina es la campeona de las dictaduras militares”. Al ratificar sus
dichos en menos de 24 horas, queda claro que sus palabras no fueron producto
de una mera expresión de deseos o un incontrolable impulso de su subconsciente
.

“A mí me parece que uno debe de guardar silencio
sobre discusiones privadas
, sobre todo cuando es para echar más leña al
fuego”, dijo la ex senadora nacional Hilda “Chiche” Duhalde
al referirse a las polémicas declaraciones de su marido. “Para mí no es
sorpresa lo que dijo Eduardo: los movimientos en Latinoamérica se contagian,
como se contagió la izquierda antes y ahora a derecha”, expresó la ex
primera dama durante una entrevista radial.

Duhalde se está sumando a un clima de desestabilización montado
por diferentes sectores de la derecha que aprovechan la crisis mundial de la
pandemia para empujar al gobierno de Alberto Fernández hacia un precipicio.
No sería de extrañar que “las discusiones privadas” de las que habla su
esposa se hayan dado dentro del selecto Club de la Embajada
.

El ex mandatario suele ser parte del círculo de voceros
extraoficiales de la Embajada de los Estados Unidos en la Ciudad de Buenos
Aires, club que comparte junto a Miguel Ángel Toma, Federico Ramón
Puerta
, Miguel Ángel Pichetto, Guillermo Montenegro y un
grupo de empresarios entre los que se encuentra el dueño de un importante
medio periodístico y un vendedor de armas que supo tener contactos con
Silvercop
, la compañía de seguridad estadounidense que contrató a los
mercenarios del fallido “golpe privado” contra el presidente Nicolás Maduro
en Venezuela.

***

Las reuniones en Miami

La base de Silvercop se encuentra en Miami, a
cuadras de las oficinas de uno de los empresarios que más entiende de medios
entre los integrantes del círculo de voceros. Un representante de Jordan
Goudreau
, dueño de Silvercop, visitó varias veces Buenos Aires antes de
que la pandemia de coronavirus llegara al Río de la Plata
.

Goudreau es un exmilitar estadounidense que integró las
Fuerzas Especiales del ejército y participó de las guerras en Irak y
Afganistán. Desde que creó Silvercop, sus primeros trabajos fueron los de organizar
la seguridad de los mítines políticos de Donald Trump y de agrupaciones
de derecha en Miami.

Está probado que el ex militar retirado planeo el golpe
contra Maduro junto a la oposición de Venezuela y exmilitares de ese país
caribeño en Bogotá y Miami
. Fue el propio Goudreau quien en una entrevista con la
periodista venezolana Patricia Poleo, se quejó porque los opositores
no le pagaron lo acordado
.

La “Operación Gadeón”, que costó meses de entrenamiento
en la Guajira Colombiana, se concretó el pasado 3 de mayo cuando casi un
centenar de mercenarios y exmilitares venezolanos partieron en lancha desde
Colombia con el objetivo de derrocar a Maduro
en complicidad con militares
disidentes y el apoyo de la oposición.

La operación mercenaria se dio justo cuando el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), desplegaba parte de los buques de guerra a su mando en aguas caribeñas con la excusa de luchar contra el narcotráfico. El militar, durante una conferencia de prensa realizada el pasado 19 de abril, dijo que el despliegue “convierte a los narcotraficantes que trabajan dentro y fuera de Venezuela en blancos de nuestras operaciones de bloqueo, desmantelamiento y derrota, como con cualquier otra organización criminal transnacional”.

***

Sembrando tempestades

En junio del año pasado, Faller realizó una gira por
Argentina y Chile, países claves en una región cuyos valores —según dijo
el almirante en aquel momento— están amenazados por la creciente injerencia
de “actores externos”
.

Las conversaciones que tuvo durante su estadía con las
cúpulas de las defensas de ambos países tuvieron como eje los aspectos
técnicos, como la ciberseguridad, y las operaciones conjuntas. “En lo que yo me
he centrado es en lo que podemos ofrecer, desde un punto de vista de una
relación militar. Entrenamientos sin igual, una educación sin igual y un
equipamiento inmejorable
. Esa es la alternativa que yo puedo ofrecer.
Queremos ser sus socios por elección”, dijo el militar.

También explicó que “la principal amenaza que afronta
esta región es la amenaza a nuestros valores
” y no dudó en acusar a China,
Rusia, e Irán como los principales “actores externos” que quieren interferir en
el desarrollo del continente. También señaló que “todas las amenazas de
seguridad confluyen en Venezuela
”, cuya crisis “pone en peligro la
estabilidad regional
”.

Inmediatamente tras la visita de Faller, el presidente de
Chile, Sebastián Piñera, firmó un decreto para desplegar en sus
fronteras fuerzas militares “para aumentar la eficacia en la lucha contra el
narcotráfico y el crimen organizado
”. Al respecto, el entonces ministro de
Defensa del país cordillerano, Alberto Espina, había dicho que “la labor
de las Fuerzas Armadas es resguardar la seguridad exterior y colaborar y poner
a disposición de las autoridades policiales nuestra colaboración para ser más
eficaces por los medios que disponemos, por todo lo que es la logística, la
tecnología, los medios electrónicos”.

Mientras Faller seguía recorriendo Latinoamérica, el
brasileño Jair Bolsonaro festejaba el exitoso lanzamiento de un misil
antinavío de superficie desarrollado enteramente en Brasil. El Mensup (nombre
del armamento balístico), es compatible con los lanzadores MBDA de los navíos
de la Marina brasileña y puede ser equipado con una ojiva de fragmentación
explosiva de 154 kilos. El próximo paso será fabricarlo en escala para
sustituir los Exocet MM40 de la flota carioca y desarrollar las adaptaciones para
que el misil pueda ser lanzado desde helicópteros y submarinos.

Por esos mismos días, el presidente y capitán de reserva
del Ejército brasileño agradecía a Trump por haber ayudado a Brasil para que se
incorpore como aliado extra-OTAN. Estatus que le permite al país obtener una
serie de facilidades para acceder a armamento y pertrechos de guerra.
Durante el festejado anuncio, el mandatario ultraderechista dijo que gracias a
la alianza con Estados Unidos podrá recibir asistencia en el campo militar e ingresar
al mercado de defensa
.

Esa misma semana, el entonces presidente Mauricio
Macri
—que se encontraba en plena campaña para su reelección— había
anunciado durante una reunión con empresarios en Buenos Aires que se encontraba
hablando con Bolsonaro para negociar en forma conjunta un acuerdo de libre
comercio con Estados Unidos
. La idea de reeditar el fallido ALCA fue uno de
los temas de agenda de Washington.

***

La cosecha de Faller

Quince días después de la gira del almirante Faller por Argentina y Chile, el entonces presidente de Bolivia, Evo Morales, viajó al Kremlin para firmar una serie de acuerdos bilaterales con su par ruso Vladimir Putin. El ex espía de la KGB se comprometió en incrementar el comercio entre Moscú y La Paz, intercambio que ya se había duplicado durante el primer trimestre de 2019. También firmaron un memorándum para que la corporación estatal rusa Rosatom desarrolle en el país sudamericano la explotación de litio y para que, junto a Gazprom, incrementen la producción de gas y petróleo.

Pero el convenio más importante que rubricaron ambos
mandatarios en aquel momento fue en materia nuclear. Desde 2017, Rusia se
encuentra construyendo en la ciudad boliviana de El Alto un centro de
investigación y desarrollo de tecnología nuclear
, el emprendimiento contará
con un reactor con una potencia nominal de 200 kilovatios y una instalación de
rayos gamma. Además, Putin se comprometió a ampliar el aeropuerto de Santa Cruz
de la Sierra y desarrollar un proyecto de corredor bioceánico.

El moño del cónclave en el que se celebraron los acuerdos
tuvo un claro color de afinidad política. Putin y Evo rechazaron la
injerencia externa en los asuntos internos de Venezuela y respaldaron al
régimen de Maduro
. “Rusia ha subrayado en más de una ocasión que la
injerencia externa en los asuntos de Venezuela es inaceptable. El señor Morales
comparte esa postura”, decía Putin mientras el presidente boliviano le
declaraba públicamente su “admiración” por “liderar la lucha por el respeto del
derecho internacional”.

A todo esto, el entonces viceministro de Relaciones
Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, le decía a la agencia de noticias RIA
que los militares que enviaron a Caracas seguirán para fortalecer las
fuerzas armadas venezolanas y potenciar el sistema de misiles antiaéreos S-300
ruso que tiene el ejército que comanda Maduro
.

Cinco meses después de la gira del almirante Faller por
Argentina y Chile, un golpe narco-militar derroca a Evo Morales con el
apoyo de la derecha boliviana y del secretario General de la OEA, el uruguayo, Luis
Almagro
. El 14 de noviembre el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike
Pompeo
, aplaudió la asunción de la presidenta interina de facto, Jeanine
Áñez
.

Y cuatro meses después de la visita de jefe del Comando
Sur de Estados Unidos por los dos países australes, el presidente Piñera ordenó,
entre otras medidas económicas, el aumento de las tarifas del metro que fue
la chispa originó el estallido social de octubre pasado
. Del análisis los hechos
ocurridos días antes e inmediatamente después de los anuncios del mandatario —incluidos
una serie informes de la jefatura de Inteligencia Policial (JIPOL) de la Policía
de Investigaciones (PDI)—, se desprende que difícilmente la PDI, la Dirección
de Inteligencia Policial de Carabineros (DIPOLCAR), o la Agencia Nacional de
Inteligencia (ANI), no hayan tenido algún tipo de participación en el armado
del escenario propicio para que desde el Poder Ejecutivo impulse un paquete de
leyes que incluían un mayor ajuste y más poder para el accionar represivo de las
fuerzas Armadas y de Seguridad
, además de cuestiones energéticas y mineras
de interés para empresas estadounidenses en la región.

***

Siempre la Triple Frontera

Si la pandemia de la COVID-19 no modifica los planes del
Pentágono, en noviembre de este año un equipo de las Fuerzas Especiales de
Estados Unidos aterrizará en Paraguay
para realizar una serie de ejercicios
combinados con el objetivo de entrenar a un reducido número de militares
paraguayos. Por otro lado, el presidente Mario Abdo Benítez ya dio vía
libre para que el próximo año las tropas de Faller ejecuten un “ejercicio de
respuesta conjunta a crisis regionales
”.

El almirante a cargo del Comando Sur quería que el ejercicio
militar que se realizará en Paraguay en 2021 se haga en Argentina
, más
específicamente en la provincia de Misiones. Así se lo manifestó al entonces
ministro de Defensa, Oscar Aguad, y a quien se encontraba en ese momento
como jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el teniente general
Bari del Valle Sosa.

Desde que llegó al país en mayo de 2018, el embajador de
los Estados Unidos en Buenos Aires, Edward Charles Prado, —quien en
octubre de 2018 dijo durante una cena con empresarios que el gobierno de Macri
se encontraba “en el camino correcto”— demostró una especial empatía por la
provincia de Misiones, al igual que uno de sus hijos que la suele recorrer
junto a un discreto pelotón de seguridad
.

Los contactos políticos de Prado en Misiones son más
importantes de los que históricamente tuvo la Embajada con el lobista y ex
embajador macrista en España, Federico Ramón Puerta. El hijo del Prado, maravillado
por las Cataratas de Iguazú, prometió gestionar inversiones.

Por estas horas, algunos lobistas de la Embajada estadounidense,
con inversiones en Puerto Iguazú
, están preocupados por la “tecnología” que
aportó Estados Unidos para la creación de una mega base de la AFI en la turística
ciudad. La segunda tanda de la logística para la estación de inteligencia
Triple Frontera
llegó al país a mediados del último año de la gestión de
Macri, pero las instalaciones edilicias no estaban terminadas.

Después de estar todo congelado durante unos meses, por
la transición del traspaso del mando presidencial y algunas indefiniciones en
cuanto a algunos cargos en la AFI, la instalación de la moderna y lujosa cueva
de espías volvió a tomar impulso
. Todo indica que el “control” de la “tecnología”
no estará supervisada por el “enlace” que Langley había enviado a Buenos Aires
.

***

Los preludios del vocero Duhalde

Teniendo en cuenta el escenario descripto, a vuelo de
pájaro y sin entrar en detalles más específicos, las repudiables manifestaciones
del ex presidente no deberían ser pasadas por alto ni minimizarlas. Duhalde debería
explicar qué información tiene para afirmar que “es ridículo que
piensen que el año que viene va a haber elecciones
“.

Según el ex mandatario, “la gente no lo sabe, no lo
lee, o se olvida, pero entre el 30 y el 83 hemos tenido 14 dictaduras
militares. Quien ignore hoy que el militarismo se está poniendo nuevamente
de pie en América no conoce lo que está pasando
“. También aseguró —el
lunes en el programa “Animales Sueltos”, por América— que la
Argentina es “campeona de las dictaduras mundiales”. Y en menos de 24
horas ratificó sus dichos en una entrevista a radio Rivadavia: “Digo
lo que pienso y creo tener fundamentos para hacerlo”.

Los argumentos de Duhalde son similares a los que utilizó
la oposición en Bolivia entes del golpe. “Cuando el deterioro social llega
a un límite de anarquía” las cosas toman “olor a sangre”. “Éso
es lo que pasa en el mundo. Tratemos de ver cómo solucionamos el problema de la
gente, que está desesperada” y ratificó que el país vive “un
momento preanárquico
“.

Durante su intervención en el programa “Animales
Sueltos”, ex gobernador bonaerense no olvidó en remarcar lo que ocurre
en Brasil, Bolivia, Venezuela y Chile
. “Quien ignore que hoy el
militarismo se está levantando otra vez en América es porque no conoce lo que
está pasando. ¿O no sabemos que Brasil es un gobierno democrático
cívico-militar? Sabemos lo que es Venezuela, lo que es Bolivia. Sabemos que en
Chile queda solamente como factor de poder los carabineros y, como antes, el
Ejército”, subrayó.

***

Clima de desestabilización

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que
las declaraciones de Duhalde sobre la posibilidad de un golpe de Estado fueron
“inapropiadas” y remarcó que la Argentina “ha decidido hace
muchos años vivir en democracia”. En declaraciones a los periodistas
acreditados en la Casa Rosada, el funcionario destacó que “el grito de
Nunca Más es una bandera para todos
“.

“El año pasado, en una región donde hubo movimientos
tumultuosos, con algunos golpes institucionales, la Argentina decidió avanzar
en una transición pacífica y democrática”, remarcó. Y además aseguró que
“obviamente va a haber elecciones el año que viene” y que se
mantendrán las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias
(PASO).

Cafiero ratificó lo expresado por el ministro de Defensa,
Agustín Rossi, respecto a que las Fuerzas Armadas tienen la vocación de
defender las instituciones de la democracia. En declaraciones a Radio
Rivadavia
, Rossi había dicho que el planteo de Duhalde “es un
escenario absolutamente improbable: las Fuerzas Armadas están absolutamente
integradas al sistema democrático”.

El diputado nacional del Frente de Todos Leopoldo
Moreau
también se sumó a las voces que criticaron los dichos de Duhalde. “No
hay ningún lugar para un golpe de Estado” y advirtió que con esas expresiones
se está sumando a un clima de desestabilización“.

Tal vez, haya sido Moreau quien mejor analizó las advertencias del ex mandatario. “Hay sectores de la derecha argentina que no se resignan y no pueden admitir que perdieron la elección y quieren impedirle gobernar y atarle las manos al Gobierno. Nos quieren hacer creer que cuatro pelagatos ganaron las calles”.  ♣♣♣

#PA.

Miércoles 26 de agosto de 2020.

Deja un comentario