Por Alba Santandreu


La crisis del coronavirus ha acelerado el crecimiento de Mercado Libre en Latinoamérica, donde la empresa de comercio electrónico espera consolidar su liderazgo tras conquistar más de 5 millones de nuevos compradores en solo tres meses, según explicó a EFE su jefe de operaciones, Stelleo Tolda.

“Queremos crecer más que el mercado y
consolidar nuestra posición de liderazgo” en Latinoamérica, afirmó Tolda,
Chief Operating Officer (COO) de la compañía.

El unicornio de origen argentino alcanzó
esta semana un nuevo récord al superar los 1.000 dólares por acción en Wall
Street y su valor de mercado escaló por primera vez hasta los 50.000 millones
de dólares debido al efecto pandemia, que provocó un crecimiento tanto por el
lado de la demanda como por el de la oferta.

“Somos una empresa abierta desde
agosto de 2007 y hemos evolucionado siempre respecto al precio de acción, pero
vemos eso como una consecuencia de lo que hemos hecho. Hemos desarrollado
nuestro comercio electrónico, nuestra logística y hemos invertido”,
resaltó.

Y agregó: “Todo eso ha sido percibido
por nuestros consumidores, lo que ha generado un crecimiento de la facturación
y se ha traducido en algo que el mercado entiende como muy positivo”.

Además del comercio electrónico, Mercado
Libre actúa también en el área de servicios financieros a través de Mercado
Pago, una plataforma de pagos donde la empresa pretende seguir apostando.

“Son áreas de pleno crecimiento y pleno desarrollo, con penetraciones relativamente bajas y potencial de crecimiento grande. Mercado Libre y Mercado Pago han crecido mucho, venían creciendo antes de la pandemia y tuvieron una aceleración durante la misma”, subrayó Tolda.

***

Aceleración en plena pandemia

Cuando las cuarentenas comenzaron a
imponerse en Latinoamérica, a mediados de marzo, la crisis del coronavirus tuvo
un primer impacto negativo en la compañía. La situación, sin embargo, revertió
a partir de abril, cuando se registró un aumento tanto de la oferta como de la
demanda de otros productos.

“La preocupación inicial estaba
relacionada con el abastecimiento, con los productos de higiene, de limpieza.
Nuestro marketplace no tenía una oferta tan buena de esos productos, pero hubo
un esfuerzo para acercar esa oferta y anticipamos los planes para lanzar una
categoría de supermercados y bienes de consumo”, señaló.

Mercado Libre también percibió entonces un
aumento del interés de los compradores en otras categorías más allá de los
sanitarios, principalmente en productos del hogar y decoración, entretenimiento
-especialmente juguetes-, así como productos para realizar ejercicio y
reparaciones.

Entre el 24 de febrero y el 3 de mayo,
Mercado Libre registró un crecimiento de órdenes de compra de más de 100 %
respecto al mismo periodo del año pasado en Chile, Colombia y México, mientras
que en Argentina y Brasil aumentaron un 52 y 39 %, respectivamente.

El número de nuevos compradores en
Latinoamérica, por su parte, escaló un 45 % en el mismo periodo, hasta los 5
millones, la mitad de ellos en Brasil, el país más populoso de la región con
210 millones de habitantes.

Brasil es actualmente el principal mercado de la compañía, seguido de Argentina, aunque México podría asumir la segunda posición en marketplace todavía este año, según adelantó el ejecutivo de origen brasileño.

***

Impulso del comercio electrónico en Latinoamérica

La penetración del comercio electrónico en
Latinoamérica todavía es baja (6 %) si se compara con otros países de Europa
(10 %) o de China, donde llega al 20 %, pero la crisis del coronavirus le ha
dado un impulso, subrayó Tolda.

“Creemos que la pandemia va a hacer
que esa penetración se estabilice en América Latina en niveles superiores al 6
%, creemos que (puede aumentar) más de dos puntos porcentuales”, precisó.

Ello pese a la profunda crisis que se prevé
este año en América Latina, cuya economía, según las proyecciones del Fondo
Monetario Internacional, podría hundirse un 9,4 %, lastrada principalmente por
Brasil y México.

“América Latina y Brasil verán un
periodo difícil y no sabemos cuanto durará, pero entendemos que el e-commerce
trae beneficios que no se verán impactados por ese momento económico”,
resaltó.

Al ejecutivo brasileño tampoco le preocupan
las posibles pérdidas operativas que puedan acarrear este año, tras cerrar el
primer trimestre de 2020 con un saldo negativo de 29,7 millones de dólares. En
2019 arrojó pérdidas de 172 millones, casi cinco veces más que las registradas
en 2018.

“No preocupan las pérdidas operativas, suceden por diseño. Se ha invertido mucho en el crecimiento, el cual ha sido nuestro objetivo, aunque tengamos pérdidas momentáneas”, aclaró.

#PA. EFE, Sao Paulo.

lunes 13 de julio de 2020

Deja un comentario