La Municipalidad de Villa Regina continúa con las inspecciones en los gimnasios, natatorios y espacios donde se realiza la práctica de pilates para verificar que las instalaciones cumplen con los protocolos establecidos para su funcionamiento.

Estas actividades fueron flexibilizadas a principios de julio a partir del decreto municipal firmado por el Intendente Marcelo Orazi.

Recordemos que en todos los casos, las actividades pueden desarrollarse con turnos de hasta 10 personas como máximo, respetando las pautas de higiene y disponiendo de los medios de prevención requeridos.

Desde la Dirección de Deportes municipal se indicó que los locales cumplen con la provisión de alcohol en gel, el distanciamiento social y la desinfección de los aparatos tras su utilización, entre otras cosas.

Deja un comentario