A nivel nacional, la pandemia ha registrado un retroceso en los últimos meses. Sin embargo las regiones sureñas mantienen, lo que ha motivado a las autoridades a investigar si se ha producido una mutación en la zona.

El Ministerio de Salud de Chile reportó 1.839 casos nuevos de la COVID-19 y 45 fallecidos a causa de esta enfermedad, al tiempo que estudia si el virus mutó en el sur del país, la zona más afectada por la pandemia en la actualidad.

Con los nuevos datos, el total acumulado a la fecha de personas que han contraído la enfermedad en Chile es de 466.590, de las que 14.116 se encuentran en la etapa activa 439.607 representan casos de individuos ya recuperados; mientras que la suma de fallecidos alcanzó los 12.867.

A nivel nacional, la pandemia ha registrado un retroceso en los últimos meses, con una tasa de positividad en las pruebas PCR que ha disminuido desde un 17 % a alrededor del 5 % en los pasados 90 días.

Sin embargo, las regiones sureñas de Magallanes, Aysén, Los Ríos, Los Lagos y Araucanía mantienen las mayores tasas de contagios por número de habitantes, lo que ha motivado a las autoridades a investigar si se ha producido una mutación del virus en la zona.

“Se está evaluando, y es un estudio que se está haciendo en Magallanes, si hay alguna mutación en el virus, si es un virus nuevo, si es el mismo virus, si esto fue una reintroducción; hay una serie de medidas que se están evaluando para ver qué es lo que está pasando en Magallanes”, dijo días atrás la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

El coordinador de esta investigación, el doctor Marcelo Navarrete, del Centro de Investigación Docente de la Universidad de Magallanes, dijo que en los análisis que han hecho en esta región han descubierto que en la segunda ola del brote se aprecia una variante diferente de la cepa del virus, que calificó como “muy rara en el mundo”.

“Por ahora, es simplemente esto, sabemos que hay una variante que es muy rara en el mundo y que acá aparece con mucha frecuencia y que coexiste en tiempo y en espacio con esta segunda ola que tiene algunas características epidemiológicas distintas”, dijo Navarrete al canal local ITV Noticias.

El experto, no obstante, concreto que aún no hay datos suficientes que permitan relacionar este cepa variante con el actual escenario de la pandemia en la región.

Magallanes es la región del sur más afectada por la COVID-19, con 1.417 casos activos en este momento y una suma total de 85 fallecidos hasta la fecha.

Las autoridades han enviado refuerzos de personal y equipamiento sanitario al sur y han impuestos nuevas restricciones en la zona, con cuarentenas obligatorias a partir del lunes y un adelanto del horario de toque de queda.

Por contra, en la Región Metropolitana, donde se ubica la capital y que con 7 millones de habitantes sigue siendo una de las zonas con la tasa más alta de contagios, el número de casos nuevos ha ido retrocediendo y el 97 % de la población ya dejó atrás la etapa de cuarentena total.

Hace dos meses, Chile comenzó un proceso de apertura gradual y un plan de desconfinamiento con cinco etapas para ir evolucionando del encierro hacia la normalidad, y que se aplica por sectores en función de la epidemiología del virus.

Chile se encuentra desde el pasado 18 de marzo en estado de emergencia por la COVID-19 con toques de queda, limitaciones a la movilidad y con la actividad económica y comercial semiparalizada, medida que el Gobierno prorrogó hace unos días por otros 90 días y que estará vigente hasta mediados de diciembre.

#PA. EFE, Santiago de Chile.

Sábado 3 de octubre de 2020.

Deja un comentario