Durante la semana y el fin de semana, la Municipalidad de Villa Regina llevó adelante inspecciones en locales comerciales para verificar el cumplimiento del protocolo COVID-19. La tarea realizada por inspectores de Bromatología junto al Departamento de Protección Civil se centró en constatar que los comercios tengan a la vista la cartelería con medidas preventivas, la demarcación del distanciamiento social, además de recordarles a sus responsables la capacidad máxima permitida para el ingreso de los clientes.

Las inspecciones se llevaron a cabo en comercios de distintos sectores de la ciudad, incluyendo a barrios como Villa Alberdi, La Unión y Melipal durante el fin de semana.

Como resultado de las mismas, se constató que en dos comercios, un polirubro y un supermercado, se superó la capacidad permitida de clientes, constatando que en uno de ellos la misma se duplicaba. De esta manera se labraron las actas respectivas y se notificó a los propietarios de los locales.

Mientras tanto, en la jornada de ayer se inspeccionaron los comercios del rubro gastronómico, cuya actividad estaba permitida hasta las 15 horas con atención al público. Se informó que no se constató ninguna anormalidad y que los mismos cerraron en el horario establecido.

Deja un comentario