Una nueva acción en espacios teatrales de Parque Patricios contra la falta de políticas para el sector cultural independiente, que vuelve a plantear desde la autogestión las formas de imaginar lo que viene. En el parque, en la calle, con cuidados y en el barrio: crónica de una jornada que se suma a las Postas Sanitarias para habitar el espacio público e inventar la cultura de la nueva a-normalidad.

Foto: Martina Perosa

Es una tarde de domingo soleada y el Parque de los Patricios -uno de los mayores espacios verdes de la ciudad de Buenos Aires- está poblado de gente. Niñes corren y andan en bicicleta por el circulo de asfalto ubicado en el corazón del parque. En ese lugar, una chica vestida de negro dispara preguntas con voz firme amplificada por un megáfono. Mientras tanto, otras dos chicas hacen una pegatina con esas mismas preguntas impresas en hojas blancas tamaño A4.

¿Qué vamos a hacer?

¿Cómo vamos a reunirnos de ahora en más?

¿Cómo nos vamos a vincular entre los cuerpos?

¿Cómo vamos a volver a estar juntes?

¿Cómo se cuida la potencia?

¿Quién cuida la creación?

¿Qué es la cultura?

¿Quién es la cultura?

¿En qué mapa queda la cultura?

¿Cuál es la cultura de la nueva normalidad?

¿Cuántos falsos vivos viste hoy?

¿Cómo se estrimean las respiraciones?

¿Cómo se transmite el mirarse a los ojos?

La gorra virtual, ¿nos está cuidando?

¿Viste al teatro por ahí?

¿Viste a la danza por ahí?

¿Cuánto vibra una palabra detrás de un barbijo?

¿Cómo se abre un espacio después de tanto tiempo? ¿Cómo se lo vuelve a habitar?

¿Qué vamos a hacer?

¿Cómo sostener nuestros espacios sin el apoyo necesario?

¿Cómo vamos a volver a estar juntes?

Necesitamos imaginar un futuro. Uno nuevo, uno distinto.

¿Sabías que acá hay un lugar para imaginar un futuro?

Foto: Martina Perosa

Dos chicas vestidas de overol blanco y máscaras del mismo color que les dejan sólo los ojos al descubierto, irrumpen en la escena y van posando su vista sobre les presentes. Un niño las mira y les pregunta: ¿van a hacer teatro?

Emprenden una caminata en la que continúan sembrando el barrio con preguntas que estampan en las paredes. Al llegar a Dean Funes 2142 -la puerta del espacio cultural Galpón FACE- las personas de blanco toman escobillones, un balde con agua, una botella de lavandina y baldean la vereda mientras hojas en blanco con letras negras son pegadas sobre la persiana gris. Forman una frase: Acá hay un espacio para imaginar un futuro. Una vez colocada la última letra, una toma el micrófono, se escucha una música suave y canta sobre la melodía. La otra baila. Algunes transeuntxs se quedan observando, ciclistas que atraviesan la bicisenda se detienen a mirar y escuchar. Una anciana con su caniche blanco a upa contempló la acción y aplaudía detrás del vidrio de su ventana ubicada justo enfrente.

Foto: Martina Perosa

El recorrido siguió hasta un nuevo espacio cultural también en Parque Patricios: Planta, en Inclán 2661, gestionado por el bailarín y coreógrafo Juan Onofri y la actriz y dramaturga Elisa Carricajo, quienes participaron de la performance en la puerta del espacio.

Se repitió la escena de la higiene de la vereda, alguien rocía con alcohol, y nuevamente la frase «Acá hay un espacio para imaginar un futuro», cubriendo la puerta de entrada. El megáfono y las preguntas. Un vecino observa desde su balcón, cuando todo termina aplaude y grita: «Aguante la cultura».

Foto: Martina Perosa

Esta acción con tres focos localizados en el barrio de Parque Patricios se suma a las Postas Sanitarias Culturales realizadas en las puertas cerradas de distintos teatros oficiales en la Ciudad de Buenos Aires y los shows musicales de la artista Susy Shock en el espacio cultural MU Trinchera Boutique en el barrio de Congreso. Para mover así la perilla que habilita más preguntas.

Foto: Martina Perosa

¿Cómo volvemos a hacer teatro? ¿Cuándo regresa la danza? ¿Qué pasa con los espacios que albergan cultura? Estos son sólo algunos de los lugares que como muchos otros, no se resignan a las puertas cerradas y –mientras el presente está lleno de incertidumbres- comparten el deseo de imaginar un futuro.

Deja un comentario