Por octava semana consecutiva, la Posta Sanitaria Cultural tuvo lugar de un lado y otro del vidrio de MU Trinchera Boutique. Susy Shock, acompañada nuevamente por las guitarristas Caro Bonillo y Andrea Bazán, cantó tantos, coplas, milongas y chacareras. Luego, el dúo Opera Queer coloreó con Mozart el barrio de Congreso. Así cerró una nueva jornada que invita a habitar las calles y los barrios de poesía, música y belleza. Las sonrisas que le ganaron a la lluvia. Los colectiveros que filman. Y los balcones que agradecen. El video, las fotos y la crónica.

Realización Audiovisual: Ramiro Domínguez Rubio.

Un encuentro para tejer complicidades y sentir en el pecho produce la emotiva vibración de las ondas sonoras que proponen las canciones de Susy Shock y las guitarras de Andrea Bazán y Caro Bonillo. La tarde de este viernes tuvo un condimento especial: la participación de lxs gemelxs de Ópera Queer. “Bienvenides. Acá tenemos el protocolo transfeminista que te protege de muchas pandemias, no solamente de ésta”. Así da comienzo Susy al espacio colectivo del abrazo musical.

Foto: Martina Perosa.

Con el tema “Angel de la madrugada”, se inicia el ramillete de canciones que Susy entona desde “nuestro pedacito de mundo”. Mientras sucede el show cuenta Susy que a pocos metros hay una marcha pidiendo justicia, encabezada por familiares y amigas de Cecilia Basaldúa, asesinada en abril en Capilla del Monte, Córdoba. También menciona la marcha de jóvenes por la emergencia ecológica. En esta tarde de primavera, las nubes amenazan con el aguacero, por eso una persona vestida con mameluco blanco sostiene un paraguas multicolor sobre la cabeza del escucha de turno que amortigua algunas gotitas caídas a lo largo del recital.

Foto: Martina Perosa.

De los balcones de los edificios de la vereda de enfrente varixs se asoman para escuhar a las artistas. Desde el tránsito fluido de la calle Riobamba, muchos pares de ojos por encima del barbijo que circulan en colectivos, autos y motos detienen su mirada, algunxs sacan su celular y se apuran a sacar fotos o filmar antes de que el semáforo vuelva al color verde y la escena quede atrás.

Foto: Martina Perosa.

“Hola amiga, ¡volviste!”, se alegra Susy cuando ve a la chica que estuvo en la Posta de la semana pasada. Es una joven que vive en la calle, para quien el “Quedate en casa” es un eufemismo que no la incluye. Le dedica “Milonga Queer”. “¿Sabés qué es queer?», le pregunta Susy. «Estas cosas que inventa la academia, le llaman a algo que es raro. Yo no sé qué es raro. ¿Viste como nos mira el mundo? ¿Vos pensás que a mi sola me mira? No, te miran a vos, la miran a ella. A todas nos miran mal y nosotras tenemos que saber que es el espejito de ellos mismos”.

Foto: Martina Perosa.

“Esto no es ni más ni menos que canto”, se va despidiendo Susy. “La canción no mata, no tenga miedo vecina, vecino”, dice, y canta el candombe “Tan sólo canción” para lxs gemelxs de Ópera Queer. Como cierre del show, Luis y Fernando entonaron “Papageno, Papagena” de “La flauta mágica” de Mozart y así la ópera fue el cierre de este nuevo encuentro de viernes musicales desde la trinchera del espacio cultural de cooperativa lavaca.

Todes les artistas posaron juntes para la foto.

Luego, el telón de metal bajó lentamente, hasta que se vuelva a levantar en el próximo show.

Realización audiovisual: Ramiro Domínguez Rubio.
Foto: Martina Perosa.
Foto: Martina Perosa.
Foto: Martina Perosa.
Foto: Martina Perosa.
Foto: Martina Perosa.
Foto: Martina Perosa.
Foto: Martina Perosa.

Deja un comentario