en , ,

EL AGUA ES SALUD

En Villa Regina poco han hecho los gobiernos de turno para sanear nuestro margen del río Negro y colaborar con la salubridad de sus aguas; dando una solución definitiva al derrame de efluentes que son vertidos con un tratamiento mínimo al río. Como si la propia desidia de infraestructura no fuera suficiente, nuestra localidad se encuentra ubicada en el fin del Alto Valle y recibe los líquidos que son volcados aguas arriba por ciudades como Cipolletti y Allen que tienen altos rangos de contaminación. Las piletas con las que cuenta Regina para el tratamiento de efluentes tienen más de 30 años y fueron proyectadas para una ciudad demograficamente menor, por lo que el tratamiento de los líquidos cloacales es parcial.

La cuenca fluvial del río Negro es excepcional, junto con el Limay y el Neuquén viajan de la cordillera de los Andes hasta el mar Argentino, siendo la razón de ser de todas las ciudades y economías regionales del Norte patagónico. Hace varios años, el nivel de contaminación que sufren sus aguas es cada vez más elevado, producto de los vertidos legales e ilegales. Hay que sensibilizar, concientizar y visibilizar. Siendo una sociedad activa, nuestros representantes deberán actuar. La celebración de este año del día del agua por parte de las Naciones Unidas, se centró en explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua. Sin embargo, es obligación de los gobiernos plantear soluciones estructurales al problema de la contaminación. Y nosotros debemos exigirlo.

Está certificado que la provisión de agua segura es un factor que mejora la salud de la población. Los números de Unicef son preocupantes, sobre todo cuando se analiza las razones que colocan a los niños entre la vida y la muerte. En la Argentina, el 21,5% de la población (casi 8 millones de personas) no dispone de fuentes seguras de abastecimiento de agua, sólo un 67% utiliza la red pública de manera segura. El 20% de los niños menores de cinco años fallece por consecuencia del consumo de agua no potable. Las parasitosis, el cólera y los virus como el de la hepatitis A se transmiten por agua. Estas patologías pueden evitarse, con fuentes seguras de abastecimiento de agua y con medidas de saneamiento adecuadas.

Los datos reflejan la gravedad del hecho sustancial que conlleva hacer uso recreativo de nuestro río en estas condiciones, siendo los niños los que más expuestos están a las enfermedades que puede transmitir el agua contaminada y siendo ellos los que más disfrutan del beneplácito de contar con un espacio abierto junto al  río que nos dio vida como población. Los políticos locales con el apoyo de los gobiernos provinciales y nación deberían apuntar algunos de sus cañones a esta problemática ambiental, es cierto que no dará votos, pero mejorará la calidad de vida de muchos, y esa es su función.

DATOS DESTACADOS

  • El promedio de consumo de agua por persona del país es de 180 litros y lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud es 50 litros.
  • Mundialmente, más del 80% de las aguas residuales que generamos vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada.
  • 1800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por material fecal, lo que las pone en riesgo de contraer el cólera, la disentería, el tifus o la polio.
  • El agua no potable y pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causa alrededor de 842.000 muertes al año.
  • El líquido residual tratado de una forma segura es una fuente sostenible y asequible de agua y energía, así como para obtener nutrientes y otros materiales recuperables.

NACIONES UNIDAS

El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenido. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, a la salud humana y al medio ambiente.

Emiliano Piccinini

Por Emiliano Piccinini

Periodista - Comunicador - Docente - Redactor y Editor de LaTapa - Reginense - Patagónico

UN BRAZO NATURAL DEL RIO DENTRO DE REGINA

EL -IN-CONSCIENTE FACEBOOK