en

BONOLI, ENTRE LA SIDRA Y EL VINO

El municipio de Villa Regina, la Cooperativa La Reginense y Fundesur sellaron un acuerdo conjunto para la construcción del Museo de la Sidra y el Vino. Se ubicará dentro del edificio de la histórica empresa de la ciudad. Estarán involucrados en el proyecto,  el gobierno nacional y el provincial. Dicho museo constituirá un nuevo atractivo en nuestra ciudad y de a poco comienza a tomar forma. La firma del convenio de cooperación tripartito se realizó días atrás y se llevará a cabo con fondos no reintegrables, por un monto estimado de obra de $ 7.800.000.

El proyecto es integral, no solo apunta a la construcción del museo, sino, a revalorizar toda el área que rodea la infraestructura edilicia de La Reginense, ubicada a pocos metros de la zona céntrica de la ciudad. El programa incluye el anfiteatro municipal “Cono Randazzo”, el monumento al “Indio Comahue”, un sector de cañadones sobre la barda norte y los espacios entre La Reginense y los parques del predio del ferrocarril. La Universidad Nacional de Rio Negro hacia el oeste y la Avenida 9 de Julio que es una de las calles comerciales de la ciudad. También tiene como objetivo reconvertir y reactivar productivamente a la cooperativa.

La comunidad de Villa Regina se encuentra a la espera de proyectos superadores como este, que colaboren con el crecimiento en áreas como el turismo, comercio, producción, educación, salud. Hace ya varios años que, mientras se puede, se nos pinta la fachada y a otra cosa. La perla del valle, debe tener como prioridad programas de expansión en todos los sectores claves para reinsertarnos en el entramado socio-económico que hace rato miramos desde afuera con angustiosa (in)comodidad.

Sin embargo, no es una obviedad agregar que Villa Regina tiene su propio museo, el Museo “Felipe Bonoli”,  lleva este nombre en homenaje a quien fuera uno de los fundadores de la colonia y el gerente de la Compañía Ítalo-Argentina de Colonización (CIAC). El edificio es el mismo en el que se instaló la familia Bonoli y donde funcionó la CIAC desde 1925. Su estado es sumamente precario y se encuentra en situación de abandono. Hace ya varios años que no se trabaja en su conservación y menos aún en su restauración. Sería acertado buscar las variables económicas e institucionales para también, contar con nuestro histórico museo en óptimas condiciones y así generar un espacio histórico-cultural que nos refleje como reginenses y a la vez exponga nuestra rica historia ante los visitantes de la “Perla del Valle”.

Para crecer como sociedad es necesario y válido generar nuevos espacios que revaloricen diversos sectores de nuestra ciudad. Sin embargo, el futuro no se concibe sin el recuerdo latente y visible de los orígenes, del génesis de nuestra historia. Como se dice habitualmente, un buen cimiento permite sostener una nueva gran estructura.

Sin historia no hay cultura. Sin cultura no hay historia.

RESEÑA HISTÓRICA

Ingeniero Felipe Bonoli/CIAC

El ingeniero Felipe Bonoli, es uno de los impulsores y fundadores de Villa Regina, se especializaba en hidráulica y fue esto lo que le permitió llegar a la Argentina junto a una comisión técnica encabezada por el ingeniero César Cipolletti, contratado por el gobierno argentino en 1907 para realizar la obra de riego del Alto Valle rionegrino. Ese año fue la primera vez que Felipe Bonoli llegó al Alto Valle  del Rio Negro. El ingeniero, nacido en Roma en 1883, había sido discípulo de su colega Cipolletti. En 1923 la familia del ingeniero  Bonoli se instaló en Buenos Aires, donde inició las gestiones para la compra de 8.000 hectáreas, donde actualmente se encuentra Villa Regina. La operación se concretó en noviembre de 1923 y posteriormente Bonoli las cedió a la Compañía Ítalo Argentina de Colonización, para iniciar el proyecto de radicación de inmigrantes italianos en la naciente colonia agrícola, para lo cual la CIAC otorgaba las tierras y créditos en materiales y elementos de trabajo.  Bonoli renunció en 1931 a la CIAC y se fue con su familia hacia Buenos Aires, para regresar solo en unas pocas oportunidades.

 

LA TAPA-EMILIANO PICCININI

DOS OPCIONES, MUCHOS INCIERTOS

LAS GRUTAS SIEMPRE ESTUVO CERCA